Skip to content

Your Alert Header

Your alert message goes here.

Soy cura: ¿qué pasa?

21 septiembre 2012

Un saludo, amigos que creéis y amigos que no creéis. A los que van a Misa todos los días y rezan las cuatro partes del Rosario, y a los que no pisan una iglesia desde el bautizo de sus tatarabuelos. Os quiero mucho, a los primeros… y quizás más a los segundos.

Yo me llamo Miguel. Yo soy cura. Un odioso, chupador, hipócrita e intolerante cura que se cree en posesión de la Verdad absoluta. Y encima, lo soy porque me da la santísima gana.

Y para más inri, tengo un pequeño defecto: me gusta decir la verdad. Y lo que creo, lo digo: aquí y donde haga falta. Y si a mano viene, con altavoz y desde un terrado.

Yo defiendo al Papa. Apruebo lo que dice antes de saberlo, porque me da la realísima gana.

Defiendo la familia cristiana. La educación diferenciada. El matrimonio indisoluble. El Camino Neocatecumenal. El Opus Dei. Las monjas de clausura. Los obispos.

Ataco la mentira. La televisión. La estupidez. El preservativo. La unión extramatrimonial. La obsesión por el sexo. El tomar la crisis económica como pretexto para cualquier cosa.

Yo es que soy así. Mi vecino del quinto no me aguanta. Y ya iréis conociéndome más. Porque hoy me apunto a daros la lata. Quienes no tengan cosa mejor en que perder el tiempo pueden darse un paseo de vez en vez por mi blog -o, si se suscriben, les llegará todo al correo-, y quién sabe si no acabarán haciéndose amigos míos, o acaso, acaso, odiándome hasta la muerte. El que no cambiará -os lo digo yo- es mi vecino del quinto.

Me gustaría muchísimo recibir vuestros parabienes, felicitaciones, adhesiones, entusiasmos, dicterios, exabruptos, escupitajos, insultos y vejámenes variopintos. Ni los unos ni los otros conseguiréis moverme de mi sitio. Menos, mi vecino del quinto.

Yo es que soy así.

Anuncios

¡ATENCIÓN, TRIPULACIÓN! ¡AL HABLA EL COMANDANTE DE ESTE BLOG!

20 septiembre 2012
by
(Imagen no disponible por contingencias técnicas)

——————————————————————– LA REBELIÓN SOMOS NOSOTROS ———–

PRIMERO Y MÁS IMPORTANTE. Aquí, pese a las apariencias, no estamos solo para los católicos. Esto es un blog para otros cristianos, otras religiones, buscadores, alejados, agnósticos, ateos y hasta enemigos de la Iglesia. Después vienen los católicos. Mi amor es para todos, y más amor para quien más me escupa. Y para mayor claridad, pinchad en About.


DESDE JUNIO DE 2014, el blog amplía temática: publicará también sobre lo que se llamará letras, es decir, humanidades. Mucho cuidado: quien quiera solo esa área, ha de ir a Categorías (a la derecha, más bien abajote) y seleccionar Letras. Quien solo quiera el área Espíritu la seleccionará también allí. No seleccionando nada, se muestran todos los artículos.


¿Y qué pasa si me ha gustado?

– PUES QUE ME SUSCRIBO, y entonces recibo los artículos por c. el. Y si algo no me interesa, borrar es tan libre como fácil.

Para ello, dejo mi c. el. en el recuadro de la derecha que lo pide.

– SI ME INTERESA RECIBIR LOS COMENTARIOS a un artículo:

Hago uno (aunque sea una línea) y, antes de confirmarlo, marco la casilla -que queda debajo- de “recibir comentarios siguientes”. Mucha atención a esto: Si hago un comentario y no marco esa casilla, no me llegarán posibles contestaciones. Leer más…

Suplico

20 septiembre 2012

Resultado de imagen de flor

Suplico al simpático personal que se asoma a este jardín en procura afanosa de mis flores odoríferas y de mis frutos opimos: que, cada vez que descubra un documento sonoro que no funciona, me lo haga saber.

El blog es ya muy grande, y yo no puedo saber dónde planté cada una de mis rosas.

POR QUÉ OS DOY ESTE BLOG

19 septiembre 2012

CANCIÓN

(fragmento)

 

Hay que salir al aire,

¡de prisa!

Tocando nuestras flautas,

alzando nuestros soles,

quemando la alegría.

 

Hay que invadir el día,

apresurar el paso,

¡de prisa!,

antes que se nos eche

la noche encima.

 

Hay que salir al aire,

desatar la alegría,

llenar el universo

con nuestras vidas,

decir nuestra palabra

porque tenemos prisa.

 

Y hay muchas cosas nuestras

que acaso no se digan.

   

                     José Hierro, Alegría (1947)

(Publicado en realidad el 14 de diciembre de 2013)

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CUARESMA DE 2018

14 febrero 2018

Resultado de imagen de Papa Francisco Cuaresma

«Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (Mt 24,12)


Tomado de la página de la Santa Sede

Queridos hermanos y hermanas:

Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de nuestra conversión»[1], que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.

Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12).

Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio.

Imagen relacionada

Los falsos profetas

Escuchemos este pasaje y preguntémonos: ¿qué formas asumen los falsos profetas?

Son como «encantadores de serpientes», o sea, se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren. Cuántos hijos de Dios se dejan fascinar por las lisonjas de un placer momentáneo, al que se le confunde con la felicidad. Cuántos hombres y mujeres viven como encantados por la ilusión del dinero, que los hace en realidad esclavos del lucro o de intereses mezquinos. Cuántos viven pensando que se bastan a sí mismos y caen presa de la soledad.

Otros falsos profetas son esos «charlatanes» que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles: cuántos son los jóvenes a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de «usar y tirar», de ganancias fáciles pero deshonestas. Cuántos se dejan cautivar por una vida completamente virtual, en que las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después resultan dramáticamente sin sentido. Estos estafadores no sólo ofrecen cosas sin valor sino que quitan lo más valioso, como la dignidad, la libertad y la capacidad de amar. Es el engaño de la vanidad, que nos lleva a pavonearnos… haciéndonos caer en el ridículo; y el ridículo no tiene vuelta atrás. No es una sorpresa: desde siempre el demonio, que es «mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8,44), presenta el mal como bien y lo falso como verdadero, para confundir el corazón del hombre. Cada uno de nosotros, por tanto, está llamado a discernir y a examinar en su corazón si se siente amenazado por las mentiras de estos falsos profetas. Tenemos que aprender a no quedarnos en un nivel inmediato, superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de Dios y ciertamente sirven para nuestro bien.

Un corazón frío

Dante Alighieri, en su descripción del infierno, se imagina al diablo sentado en un trono de hielo[2]; su morada es el hielo del amor extinguido. Preguntémonos entonces: ¿cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros?

Resultado de imagen de corazón frío

Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» (1 Tm6,10); a esta le sigue el rechazo de Dios y, por tanto, el no querer buscar consuelo en Él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos[3]. Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas.

También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés; los mares, también contaminados, tienen que recubrir por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas; los cielos —que en el designio de Dios cantan su gloria— se ven surcados por máquinas que hacen llover instrumentos de muerte.

El amor se enfría también en nuestras comunidades: en la Exhortación apostólica Evangelii gaudium traté de describir las señales más evidentes de esta falta de amor. estas son: la acedia egoísta, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente, disminuyendo de este modo el entusiasmo misionero[4].

Resultado de imagen de Ceniza de Cuaresma

¿Qué podemos hacer?

Si vemos dentro de nosotros y a nuestro alrededor los signos que antes he descrito, la Iglesia, nuestra madre y maestra, además de la medicina a veces amarga de la verdad, nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno.

 

El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos[5], para buscar finalmente el consuelo en Dios. Él es nuestro Padre y desea para nosotros la vida.

El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. Al igual que, como cristianos, me gustaría que siguiésemos el ejemplo de los Apóstoles y viésemos en la posibilidad de compartir nuestros bienes con los demás un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la Iglesia. A este propósito hago mía la exhortación de san Pablo, cuando invitaba a los corintios a participar en la colecta para la comunidad de Jerusalén: «Os conviene» (2 Co 8,10). Esto vale especialmente en Cuaresma, un tiempo en el que muchos organismos realizan colectas en favor de iglesias y poblaciones que pasan por dificultades. Y cuánto querría que también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?[6]

El ayuno, por último, debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre.

Querría que mi voz traspasara las fronteras de la Iglesia Católica, para que llegara a todos ustedes, hombres y mujeres de buena voluntad, dispuestos a escuchar a Dios. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios, para ayunar juntos y entregar juntos lo que podamos como ayuda para nuestros hermanos.

El fuego de la Pascua

Invito especialmente a los miembros de la Iglesia a emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración. Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de Dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo.

Imagen relacionada

Una ocasión propicia será la iniciativa «24 horas para el Señor», que este año nos invita nuevamente a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el 2018 tendrá lugar el viernes 9 y el sábado 10 de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo 130,4: «De ti procede el perdón». En cada diócesis, al menos una iglesia permanecerá abierta durante 24 horas seguidas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental.

En la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual: la luz que proviene del «fuego nuevo» poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica. «Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu»[7], para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús: después de escuchar la Palabra del Señor y de alimentarnos con el Pan eucarístico nuestro corazón volverá a arder de fe, esperanza y caridad.

Los bendigo de todo corazón y rezo por ustedes. No se olviden de rezar por mí.

Vaticano, 1 de noviembre de 2017
Solemnidad de Todos los Santos

Francisco


[1] Misal Romano, I Dom. de Cuaresma, Oración Colecta.

[2] «Salía el soberano del reino del dolor fuera de la helada superficie, desde la mitad del pecho» (Infierno XXXIV, 28-29).

[3] «Es curioso, pero muchas veces tenemos miedo a la consolación, de ser consolados. Es más, nos sentimos más seguros en la tristeza y en la desolación. ¿Sabéis por qué? Porque en la tristeza nos sentimos casi protagonistas. En cambio en la consolación es el Espíritu Santo el protagonista» (Ángelus, 7 diciembre 2014).

[4] Núms. 76-109.

[5] Cf. Benedicto XVI, Enc. Spe salvi, 33.

[6] Cf. Pío XII, Enc. Fidei donum, III.

[7] Misal Romano, Vigilia Pascual, Lucernario.

El Fichero-de-Todo-Saber: 33 (12 de febrero de 2018)

12 febrero 2018
tags: ,
by

Resultado de imagen de Bernanos

[A los cristianos:] ¿Sois capaces de rejuvenecer el mundo, sí o no? El Evangelio es siempre joven, sois vosotros los viejos.


Georges Bernanos, Les Grands cimetières sous la lune


El-Fichero-de-Todo-Saber: 32 (5 de febrero de 2018)

5 febrero 2018
tags:
by

La parroquia es la fuente del pueblo.


Alguien

Imagen relacionada

El-Fichero-de-Todo-Saber: 31 (29 de enero de 2018)

29 enero 2018

Resultado de imagen de José Luis Martín Descalzo

Tengo la impresión de que   en muchos creyentes hay en ese “agarrarse a la fe” algo de desesperación, una especie de pensamiento subconsciente de que perderían la fe si tratasen de aplicar su entendimiento, una manera de miedo a que la fe no esté suficientemente fundada. Por eso se refugian en Dios, porque temen que el mundo sería absurdo sin Él, o creen en la vida eterna porque “necesitan” sobrevivir, o creen a ciegas lo que dice el Credo porque en el fondo no tienen muchos deseos de esforzarse en llegar lo más allá que pueda su inteligencia. Se refugian -y repito conscientemente esta palabra- en la idea de que todo es misterio, porque eso les evita la dureza de pensar.

Leer más…

CREER EN DIOS

22 enero 2018

Resultado de imagen de fe

En un debate mantenido (ninguna estridencia, todo honradez), ha surgido la pregunta de si Dios es detectable, si podemos tener evidencia de Dios. Trayendo el problema al primer plano y al rango de artículo, doy aquí una respuesta que podrá tener continuación, y os ruego, lectores, que deis vuestra opinión con libertad.- Miguel

Leer más…

El-Fichero-de-Todo-Saber: 30 (22 de enero de 2018)

22 enero 2018
by

Imagen relacionada

El mundo visible es solamente un pretexto.


Alguien

El-Fichero-de-Todo-Saber: 29 (15 de enero de 2018)

15 enero 2018
tags: ,
by

Resultado de imagen de Benedicto XVI

El Dios en el que creemos es un Dios de la razón, pero de una razón que ciertamente no es una matemática neutral del universo, sino que es una sola cosa con el amor, con el bien.


Benedicto XVI, discurso en Auschwitz, 28/5/2006

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria historikoa Enkarterri - Las Encartaciones. Bizkaia

Memoria historikoaren berreskuratzea - Recuperación de la Memoria histórica

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona® www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

spawx

mi blog (im)personal

A %d blogueros les gusta esto: