Skip to content

Apunte sobre la comunión fraterna (entre el mandamiento nuevo y el pincho de morcilla)

9 julio 2017

Resultado de imagen de mandamiento nuevo

Son pensamientos largo tiempo alimentados. ¿Podemos secularizar una cosa tan santa como es la llamada de Jesús a la unidad? ¿Podemos secularizar la unión fraterna, y aprovechar para tapar con esa mixtificación la dejación de otros deberes fundamentales? Obviamente, la respuesta es que no.- Miguel


Resultado de imagen de plumas antiguasLos curas somos gentes harto propensas a hablar de la “comunión fraterna”, el “sentido de comunidad”, la “vida de comunidad”. Y es verdad. La unidad es, nada más y nada menos, uno de los principales frutos de la Redención, si no el que los resume todos. Chiara Lubich escribió, con enigmática ponderación: “Si estamos unidos, Jesús está entre nosotros. Y esto vale, vale más […] que nuestra alma” [1]. Cristo ha dado un solo mandamiento nuevo y suyo, y es “que os améis unos a otros como yo os he amado” (Jn 15,12).

Resultado de imagen de mandamiento nuevo

Y claro, ahora tiene que venir el pero. En efecto, viene, porque demasiado a menudo la comunión fraterna consiste en convidar a un pincho de morcilla y un caldo generoso, o en tocar cuatro melodías del tipo ñoño-melifluo-sentimental en el salón de catequesis de la parroquia. Yo me acuerdo de una mujer, presidenta de cierto movimiento en una parroquia, que quería faltar a la Santa Misa por acompañar al grupo cuando, después de la reunión, iban a tomar un chisme -como se dice por aquí- a cierto bar. Conste que luego corrigió su actitud. Con todo esto se ve que campa por sus respetos entre nosotros un concepto de comunidad secularizado clamorosamente.

Porque -vamos a cuentas- yo solo acepto la comunidad (en cristiano llamada Iglesia) en el sentido profundo y en el ardiente tono con que nuestro Señor dijo su mandamiento. No estaba hablando, exactamente, de pinchos de morcilla ni de guitarritas.

Imagen relacionadaLa comunión fraterna no es, suponiendo un carro tradicional, la unión que los radios tienen entre sí cuando se encuentran cercanos, al de la izquierda y al de la derecha, al hacer apoyo en la llanta. Sino que esos radios están unidos, no con dos, sino con todos, al coincidir en el cubo de la rueda. Ese cubo es Jesús y es la Verdad, ya que Él ha dicho “yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,6). Entonces hay comunión (mejor, Iglesia).

La comunión fraterna no es ni puede ser el acabado fruto de los esfuerzos humanos por dar fin a la guerra, al aborto, al hambre, a la enemistad, a la desigualdad o a la injusticia. Vosotros y yo sabemos que eso, no vamos a lograrlo nunca. Somos Uno, somos Iglesia, no por algo que dependa de nosotros, que nosotros construyamos, que suba de nosotros y que alcemos a un mástil para estampar a su pie la firma de nuestra generación. Hubiera dicho aquí Benedicto XVI que “lo recibido es más importante que lo hecho”.

La comunión fraterna, en cambio, acontece cuando estamos todos, en torno al Mástil que es la verdad, y podemos cogernos jubilosamente de las manos porque estamos todos en la misma verdad. La verdad nos une, la fe cristiana es la mejor argamasa de unidad que ha habido en la historia, y un crítico llamaba la atención  sobre el servicio a la unidad de España que se había operado por el simple hecho de haber estudiado todos, durante muchos años, el mismo catecismo.

Imagen relacionadaNo se me olviden ustedes de que la verdad más verdadera es Jesucristo, según he citado hace poco. Y Él es el verdadero origen de toda unidad, excepto aquellas que forman los hombres con propósitos de pecar. Él es en la Iglesia la Cabeza, nosotros los miembros, y de esa Cabeza “todo el cuerpo, alimentado y trabado por medio de articulaciones y junturas, crece con el crecimiento de Dios” (Col 2,19). Él va primero. Y Él hace crecer a todos.

Ahora bien, la más potente forma de presencia de Jesús en el mundo es la Eucaristía. El mismo Apóstol enseña que “puesto que el pan es uno, muchos somos un solo cuerpo, porque todos participamos de un solo pan” (1 Cor 10,17). Pienso que este versículo solo tiene sentido si entendemos ese pan como numéricamente uno, porque por el pan común, que comemos todos, no nos hacemos uno, y tampoco se lo hicieron los que comieron cuando la multiplicación de los panes y los peces. Ciertamente, si el Pan eucarístico es Cristo, es numéricamente uno.

Y el caso es que un sacerdote con el que tenía yo mucha amistad -era yo laico- se me despedía con frecuencia con las palabras: “Hasta mañana en la Santa Misa”. Ahí es nada. Pero nada más acertado, porque, aunque fuésemos a Misas diversas, si comíamos el mismo pan, éramos uno.

Imagen relacionadaHete aquí que, sin ser lo mismo, es semejante a lo que ocurre con esos novios que han de separarse un tiempo y se dicen: “Mira: cuando cierre la noche, contempla la luna; yo también estaré contemplándola, y tú lo sabrás, y yo sabré que la contemplas tú, y estaremos unidos en la luna”. Eso es unidad, y lo demás son coplas.

Y no lo olvidéis nunca, porque Santa María es madre: en el Corazón de María, nos encontramos todos.


[1] Chiara Lubich, Meditaciones, Ciudad Nueva, Madrid 200710, 39.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: