Skip to content

Misericordia/138

30 abril 2017

La Palabra de Dios

* Dios ama al que da con alegría.- 2 Cor 9,7.

Las palabras de los hombres

Resultado de imagen de torero* Un conocido torero cordobés decía, hace ya tiempo, a la madre de un principiante que debutaba en la plaza y que pasaba un mal momento con un toro difícil:

-No se preocupe, señora, que su hijo saldrá airoso.

-Pero ¿quién me asegura que no le pasará nada? -contestó la madre, que contemplaba la faena con el corazón en un puño.

-Pues claro que no le pasará nada. ¡El toro no tiene una madre que rece por él!- Julio Eugui, Mil anécdotas de virtudes, Rialp, Madrid 2004, 602.

Para una explicación de todo este lío, pincha aquí.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Isabel permalink
    30 abril 2017 16:00

    Igual que las otras entradas me parecían místicas y con sentido -que podía creer o no-, esta me parece absurda, la anécdota. Sobre todo si pensamos en la cantidad de toreros muertos en las plazas, y seguramente sus madres rezan, y mucho. Y si me dice que Dios atiende siempre que rezamos, ¿por qué unas oraciones y no otras?

    Me gusta

  2. 30 abril 2017 23:45

    Antes que nada, espero que te hayas dado cuenta de que el tema de la anécdota es la Santísima Virgen, madre que reza por todos sus toreros, como, por ejemplo y sin necesidad de ir más lejos, tú. Y yo.

    Me haces una pregunta que pertenece al secreto de Dios. Es, ciertamente, un misterio ver que Dios atiende las peticiones del enfermo del 27, pero el del 28 se marcha al hoyo; máxime cuando la Escritura nos asegura de la infalibilidad de nuestras oraciones.

    Pero decir “misterio” no es decir nada negativo; si hay misterio, es porque en Dios hay una plenitud de ser tan grande, que yo no puedo con ella. Un Dios que me cupiera en la cabeza dejaría de ser Dios. Todo esto te lo decía el otro día.

    Y con este de la oración, ocurre lo que está pareciéndome a mí que pasa con la mayoría de misterios: que, a trueque de no poder entenderlo, podemos entender muchas partes de él; muchos mordiscos. No soluciono el crucigrama, pero echo unas palabras si te digo:

    1) Que Dios puede diferir el don para que, valorándolo más, no lo perdamos con facilidad; y esto se refiere en especial a las virtudes.

    2) Jesucristo, “en los días de su vida en la tierra, ofreció con gran clamor y lágrimas oraciones y súplicas al que podía salvarle de la muerte, y fue escuchado por su piedad filial” (Heb 5,7). ¿Cómo puede decirse eso, si lo mataron? Hay diversas respuestas, pero la más congruente, según yo lo veo es la de Benedicto XVI. Antes, un apólogo: un hombre pedía limosna a la vera del camino, cuando pasó, con todo su séquito, Alejandro Magno. Se abrió la puerta, el pobre se llenó de esperanza, y pidió: “Oh señor, tened la misericordia de darme cinco monedas…” A lo cual Alejandro respondió: “Tú me has pedido como quien eres; yo te doy como quien soy”. Y lo nombró señor de cinco ciudades.

    Nosotros pedimos como quienes somos, Dios nos da como Quien es. Al hombre Jesucristo, cuya humanidad clamaba despavorida por ser libre de la muerte, Dios le responde como Alejandro: le da algo mejor de lo que Él pide. Lo hace pasar -al parecer, cruelmente- por la muerte, y a los tres días, el Cristo que clamaba es “Señor y Cristo” (Hch 2,36), posesor de una vida infinita en plenitud, titular de toda la gloria, y ha consagrado en santidad a todos los hombres que crean y se bauticen, por todo lo ancho de la tierra y por todos los tiempos. ¡Yo también quiero que Dios no escuche mi oración!
    Hay un aspecto más. “Fue escuchado por su piedad filial”. Esto es, por su actitud de desear que, por encima de sus deseos y peticiones, se cumpliese la voluntad de su Padre: “¡’Abbá’, Padre! Todo te es posible, aparta de mí este cáliz; pero que no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú” (Mc 14,36). Y es bien verdad que los niños pequeños (prototipo de los hijos, de la “piedad filial”) no entienden lo que hace su padre; pero están contentos a su lado, sea ello lo que sea; porque son hijos. Y eso -nos dice la Carta a los Hebreos- no quedará sin recompensa.

    3) Como hizo con su Hijo natural, a los adoptivos, Dios, a menudo, no nos da lo que queremos, pero sí lo que querríamos; no lo que pedimos, sino lo que deberíamos pedir. Porque nosotros sabemos lo que queremos, y Él sabe lo que nos conviene.

    4) Hay que saber, por otra parte, que Dios -que es dueño de todo- puede emplear unas oraciones de alguien en beneficio de otros; esto es particularmente verdad en quienes nos hemos consagrado a Jesús por María según la espiritualidad de San Luis María, porque forma parte de tal espiritualidad, y se dice expresamente en la fórmula de consagración. Y yo digo: Si yo pido aprobar el examen de inglés y lo suspendo, ¿no puedo pensar que Dios ha preferido la curación de tres hermanos enfermos de cáncer a mi aprobado? Ojo con los egoísmos en la piedad.

    5) Por lo demás, hay maneras y maneras de formular la petición. Por decirlo gráficamente, hay gentes que prácticamente dicen: “Hágase ‘mi’ voluntad en la tierra como en el cielo. Suelen ser quienes conciben la oración como una máquina tragaperras. Todo mecanicismo y ninguna piedad. Métase un padrenuestro por la ranura, selecciónese “aumento de sueldo” o “vacaciones en Benidorm”, espérese un tiempo, y forzosamente por la ranura ha de salir lo marcado. Y si no, a protestar al Dueño de la máquina.
    “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está muy lejos de mí” (Mt 15,8). Dice el Catecismo que a menudo nos apegamos más a los dones que al Dador. Y dice también, en la otra ladera, que “la transformación del corazón que ora es la primera respuesta a nuestra petición”.

    6) Y está bien claro cuál es la oración de contenido más sublime: ese “No se haga mi voluntad, sino la tuya”, que tiene par en el padrenuestro (“hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”) y precedente en María Santísima (“He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra”, Lc 1,38); de María, su madre y maestra, lo habría aprendido probablemente Jesús, y sería una oración (el “fiat”) que formaría parte del acervo familiar. Es la oración más sublime, pedir la voluntad de Dios, porque no puede existir nada mejor.

    7) Y bien, ¿qué queda de todo esto? Bastantes cosas, pero sobre todo una cosa: no coger a Dios por el gaznate, exigiéndole la “Nintendo” o la curación del hijo torero. Pedir a Dios sin mandar ni exigir. Como pedía un autor de la mística flamenca del s. XVI, Eckhart, tenemos que dejar que Dios sea Dios.

    Más nos vale que lo hagamos.

    Me gusta

    • Isabel permalink
      1 mayo 2017 0:11

      En el fondo me enfada, su réplica. Que solo usted y alguno más saben rezar, y que los demás cuando rezamos somos tan egoístas, que solo pedimos tonterías. Que no pedimos por otros, o que somos tan materialistas. Esto sí me hace llorar (no literal).

      Me gusta

  3. 1 mayo 2017 6:06

    Sí es verdad que el tono puede dar esa impresión. No he atinado con el centro de la diana. Pero tú, que ya vas conociéndome, tendrás suficiente con que te asegure que la intención no era esa. ¡Dios mío! ¡Si yo supiera rezar la mitad de bien que rezan tantos que no saben leer! Pero ellos, “por instinto” -por gracia de Dios y sentido de fe- van más o menos por los caminos que yo he trazado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: