Skip to content

«¡DULCE LOCURA DE MISERICORDIA!» (EN LA SOLEMNIDAD DE LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR)

25 marzo 2017

Imagen relacionadaGoya

Celebramos hoy la fiesta más grande del año, y diversos santos y otros autores os dirán en seguida por qué. Está claro que estos pensamientos suyos sobre la Encarnación no son completos; son selección. Pero van a hacer vuestras delicias; y esa es mi convicción.- Miguel


San Luis María Grignion de Montfort


Resultado de imagen de teresa peña Anunciación

Dante Gabriel Rossetti

El tiempo no me permite detenerme aquí para explicar las excelencias y grandezas del misterio de Jesús que vive y reina en María, es decir, de la encarnación del Verbo. Me contentaré con decir en dos palabras que este es el primer misterio de Jesucristo, el más oculto, el más elevado y menos conocido; que en este misterio, Jesús en el seno de María -al que por ello denominan los santos la sala de los secretos de Dios [San Ambrosio]- escogió, de acuerdo con Ella, a todos los elegidos; que en este misterio realizó ya todos los demás misterios de su vida, por la aceptación que hizo de ellos: Por eso, al entrar en el mundo, dice él: “Aquí estoy yo para realizar tu designio…” (Heb 4,16); que este misterio es, por consiguiente, el compendio de todos los misterios de Cristo y encierra lavoluntad y la gracia de todos ellos; y, por último, que este misterio es el trono de la misericordia, generosidad y gloria de Dios. Es el trono de la misericordia divina con nosotros, porque, dado que no podemos acercarnos a Jesús sino por María, no podemos ver a Jesús ni hablarle sino por medio de Ella. Ahora bien, Jesús, que siempre complace a su querida Madre, otorga siempre allí su gracia y misericordia a los pobres pecadores. “Acerquémonos, por tanto, confiadamente al trono de la gracia…” (Heb 4,16). Es el trono de su generosidad con María, porque mientras Jesús, nuevo Adán, permaneció en María –su verdadero paraíso terrestre–, realizó en él ocultamente tantas maravillas, que ni los ángeles ni los hombres alcanzan a comprenderlas; por ello, los santos llaman a María la magnificencia de Dios, como si Dios solo fuera magnífico en María (ver Is 33,21). Es el trono de la gloria que Jesús tributa al Padre, porque en María aplacó Él Resultado de imagen de san luis maría grignion de montfortperfectamente a su Padre, irritado contra los hombres; en Ella reparó perfectamente la gloria que el pecado le había arrebatado; en Ella, por el holocausto que ofreció de su voluntad y de sí mismo, dio al Padre más gloria que la que le habían dado todos los sacrificios de la ley antigua; y, finalmente, en Ella le dio una gloria infinita, que jamás había recibido del hombre.

(Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen, 248. Ofrezco el libro a quienes me lo pidan, en papel o versión informática.)

Salvatore Meo (teólogo)


…La encarnación. En este acontecimiento fundamental de su vida y de su función materna, María es una persona que hace la historia y le imprime un giro importante. A nivel [sic] de su persona, la historia de Dios cruza y se identifica con la de las criaturas y da a su historia significados y finalidades nuevas que trascienden el tiempo y lo humano.

Resultado de imagen de Anunciación del Señor

(Mediadora, en Stefano de Fiores-Salvatore Meo-Eliseo Tourón (dirs.), Nuevo diccionario de mariología, San Pablo, Madrid 1988 (2), 1316. (¡Qué corta se queda la palabra importante!)

Benedicto XVI


El “sí” del Hijo: “He venido para hacer tu voluntad” [Heb 10,7; cfr. Sal 40,6-8] y el “sí” de María: “Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38), este doble “sí”, se convierte en un único “sí”, y de esta manera el Verbo se hace carne en María. En este doble “sí”, la obediencia del Hijo se hace cuerpo, María con su “sí” le da el cuerpo.

(Santuario de Altötting (Alemania), 11-IX-2006)

Resultado de imagen de Benedicto XVI y María

San León Magno


Resultado de imagen de teresa peña Anunciación

Teresa Peña

El Espíritu Santo no había descendido aún sobre la Virgen ni el poder del Altísimo la había aún cubierto con su sombra; solamente cuando la Sabiduría eterna, edificándose una casa en el seno purísimo de la Virgen, se hizo hombre pudo tener cumplimiento este admirable designio; y, uniéndose la naturaleza humana y la divina en una sola persona, el Creador del tiempo nació en el tiempo, y aquel por quien fueron hechas todas las cosas empezó a contarse entre las creaturas.

[…] Si el que es consustancial al Padre no se hubiera Resultado de imagen de San León Magnodignado ser consustancial a una madre y si -libre de todo pecado- no hubiera unido a sí nuestra naturaleza, la cautividad humana continuaría sujeta al yugo del demonio; y tampoco podríamos gloriarnos de la victoria del Vencedor si ésta hubiera sido obtenida en una naturaleza distinta a la nuestra.

(Carta 31, 2-3: Migne, Patrologia Latina, 54, 791-793)

San Juan de Ávila [1]


Resultado de imagen de teresa peña Anunciación– Para hacer el ámbar fino, el cual se hace de mixtión[2]  de oro y plata, es menester vaso muy excelente y que no tenga polvo alguno […]. De otra manera, nunca se juntará el oro y la plata, de la cual mezcla se hace el dicho ámbar […], en el cual el oro pierde en alguna manera algo de su resplandor y tiempla su color fina; y la plata se esclarece muy más con la mixtión del oro, que ella por sí era clara; y este tal ámbar fino es el que trae a sí las pajitas del suelo […].

Dios tenía ordenado ab aeterno[3] de hacer un ámbar fino, en el cual se juntase oro de divinidad y plata de humanidad, y saliese un ámbar: Cristo, que atrajese a sí las pajas, quiero decir, los pecadores, vanos como pajas, y los hiciese justos. Y ansí había de ser esta unión de divinidad y humanidad, que el oro de la divinidad templase su resplandor, y la plata de la humanidad alcanzase más resplandor que ella tenía […].

Resultado de imagen de San Juan de Ávila

Retrato de San Juan de Ávila

Señor, ¿pues qué remedio para veros? Que se junte con ese oro resplandeciente, plata, que no es tan alto metal, y templará algo de su resplandor, y ansí podremos veros, y ansí lo ordenó Dios y lo mandó decir por sus profetas, que había de hacer esta gran maravilla, este milagro de milagros, que había de ser un Cristo Dios hombre.

Mas no se hizo este ámbar hasta que fue fabricado y salido al mundo el excelentísimo vaso en que se hiciese, que fue la sacratísima Virgen María. Ella fue en cuyo vientre se juntó divinidad y humanidad; ella es de la cual es escripto: Vas admirabile, opus Excelsi (Eclo 46,12)[4]. Y de verdad admirable, pues que en él cupo el que en el cielo y tierra no cabe. Caelum et terram ego impleo (Jer 23,24)[5]; y cupo en el vientre de la limpísima Virgen […], vaso hecho por mano de Dios, en el cual se remiró más Dios que en todas las cosas que hizo! Y ansí, otro lugar no hubo […] adonde mejor ni tan bien Dios se aposentase como en el vientre de la Virgen. ¿Quién dirá las grandezas de vuestro limpio vientre, Señora, que enmudecen de hablar de él los muy sabios? Allá, Salomón[6], viendo en espíritu de profecía esta gran maravilla, dijo: Quis scrutabitur secreta ventris? (cfr. Prov 20,27). ¿Quién alcanzará a lo decir? Solo  aquel, por cierto, que os hizo y anduvo en vuestras entrañas?

(Sermón 22, 1-3)

Imagen relacionada-¿Qué remedio? -Que nos vamos a la sacratísima Virgen. En gran manera es muy amiga del Espíritu Santo, y Él de ella. En sus entrañas el incomprehensible cupo; su alteza, su grandeza abajó, e hízose temporal siendo eterno, y el rico se hizo pobre y el muy alto se abajó; y esto todo por obra del Espíritu Santo, por industria, orden y saber suyo. Dijo el ángel San Gabriel a la Virgen:  Spiritus Sanctus superveniet in te. “El Espíritu Santo, Señora, vendrá sobre vos, y la virtud del muy Alto os hará sombra” (Lc 1,35). Conoce muy bien el Espíritu Santo las entrañas de la Virgen, conoce muy bien aquel corazón tan limpísimo, conoce muy bien aquel palacio donde tantos y tan grandes misterios obró. No  hizo la Virgen, ni pensó, ni habló cosa que en un solo punto desagradase al Espíritu Santo; en todo le agradó, en todo hizo su santa voluntad; por ruegos de esta gloriosa Virgen, por gemidos y deseos y oraciones trajo el Verbo Eterno y lo metió en sus entrañas.

(Sermón 30, 4)

– [En un sermón eucarístico] En cuyo lugar [en lugar de Eva] ordenó Dios que se buscase otra que no debiese nada en hermosura ni en natural a la primera reina, que le hiciese ventaja en virtudes; y fue hallada la bajita 受胎告知Ester [cuya historia acaba de contar], que es la sacratísima Virgen María, nuestra Señora, hermosísima más que nuestra primera madre y dotada de todas virtudes, limpísima, mansa, humilde, bien criada, honestísima, amorosa, en cuya boca nunca hubo palabra de desobediencia, sino que tengo para mí que dijo, mientras vivió en este mundo, infinitas veces las palabras que dijo al ángel: Ecce ancilla Domini; fiat mihi secundum verbum tuum. “He aquí la esclava del Señor; sea hecho en mí según su voluntad” (Lc 1,38). Palabra es esta que la habían de decir siempre los cristianos y que nunca se había de quitar de su boca, y que la dicen los buenos y siervos de Dios en prosperidad y en adversidad. “He aquí el esclav[o] del Señor; yo le he dado mi libertad: suyo soy en riquezas y en pobrezas; servirle tengo en muerte y en vida; no me olvidaré de Él en la prosperidad ni desconfiaré de él en la adversidad e tribulación; cúmplase y hágase en mí todo lo que Él fuere servido, presto estoy a le obedecer.”

Fue, pues, recibida la Virgen María nuestra Señora en lugar de Eva. [Más] agradó e obedeció a Dios que Eva desagradeció e desobedeció. Pareció más bien en los ojos de Dios la grandísima humildad de esta benditísima Virgen, que pareció mal delante su acatamiento la mucha soberbia de nuestra primera madre.

Buscola Dios cumplidísima de todas virtudes. No hay qué desear en ella. De todo la dotó Dios abundantísimamente. Con ella está el convite cumplido. Allí está el manjar en el altar, y allí está también la que nos lo parió y la que lo crió en sus benditísimos brazos, la que lo envolvió y dio a mamar, la que lo arrulló y regaló; ella es la que nos lo guisó, y por ser ella la guisandera se le pega más sabor al manjar.

(Sermón 41,9-10)

Autor anónimo


Así: te necesito  

de carne y hueso.

Te atisba el alma en el ciclón de estrellas,

tumulto y sinfonía de los cielos;

y, a zaga del arcano de la vida,

perfora el caos y sojuzga el tiempo,

y da contigo, Padre de las causas,

Motor primero.

Mas el frío conturba en los abismos,

y en los días de Dios amaga el vértigo.

¡Y un fuego vivo necesita el alma

y un asidero!

Hombre quisiste hacerme, no desnuda

inmaterialidad de pensamiento.

Soy una encarnación diminutiva;

el arte, resplandor que toma cuerpo:

la palabra es la carne de la idea:

¡encarnación es todo el universo!

¡Y el que puso esta ley en nuestra nada

hizo carne su Verbo!

Así: tangible, humano,

fraterno.

Ungir tus pies, que buscan mi camino,

sentir tus manos en mis ojos ciegos,

hundirme, como Juan, en tu regazo,

y -Judas sin traición- darte mi beso.

Carne soy y de carne te quiero.

¡Caridad que viniste a mi indigencia,

qué bien sabes hablar en mi dialecto!

Así, sufriente, corporal, amigo,

¡cómo te entiendo!

¡Dulce locura de misericordia:

los dos de carne y hueso!

Liturgia de las Horas, himno del viernes de la primera semana del salterio

Resultado de imagen de Espíritu Santo y María


[1] Obras completas-III: Sermones, ed. de Luis Sala Balust y Francisco Martín Hernández, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 2002.

[2] Mixtión: mezcla, mixtura.

[3] Ab aeterno: desde la eternidad.

[4]  “Vaso admirable, obra del Excelso”.

[5] “Yo lleno los cielos y la tierra”.

[6] A Salomón, por su proverbial sabiduría, se le atribuían los libros sapienciales de la Biblia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: