Skip to content

NOVENA A LA INMACULADA COMO MADRE DE MISERICORDIA (2015)/Día 1.º

30 noviembre 2015

EL POEMA

Morena por el sol de la alegría,

mirada por la luz de una promesa,

jardín donde la sangre vuela y pesa,

¡inmaculada tú, Virgen María!

¿Qué arroyo te ha enseñado la armonía

de tu paso sencillo, qué sorpresa

de vuelo arrepentido y nieve ilesa

junta tus manos en el alba fría?

¿Qué viento turba el monte y le conmueve?

Canta su gozo el alba desposada,

calma su angustia el mar, antiguo y bueno;

la Virgen a mirarle no se atreve,

y el vuelo de su voz arrodillada

canta al Señor que llora sobre el heno.


Luis Rosales

LA CITA

“Al contemplarla, la Iglesia distingue en ella los rasgos de su propia fisonomía: María vive la fe y la caridad; María es una criatura salvada ella también por el único Salvador; María colabora en la iniciativa de salvación de toda la Humanidad […]. María constituye para la Iglesia su propia imagen más auténtica” (Benedicto XVI, homilía, 31 de diciembre de 2005).

LA MEDITACIÓN

Día 1.º- ¿CÓMO PUEDE UNA MADRE INMACULADA SER MADRE DE MISERICORDIA?

El Papa Francisco ha convocado para este año un Año de la misericordia, que empieza en esta Inmaculada para la que hoy comenzamos la preparación con una novena filial, tierna, regocijada. Las meditaciones que os pondré versarán en torno a estas cuestiones.

La palabra misericordia tiene varios sentidos, o la realidad misericordia, varias facetas. Hoy me refiero a la del perdón y comprensión. Y podemos preguntarnos: una mujer inmaculada ¿puede ser misericordiosa? Porque yo encuentro fundamento para ser misericordioso, sobre todo, en el recuerdo de mis propias miserias y pecados, que me gritan al oído: “No eres mejor que este”. Pero ¿y una mujer que no conoce ni rastro del pecado? ¿Una inmaculada? ¿No le será inevitable el darse cuenta de que sí es mejor?

La Carta a los Hebreos nos ayuda a descorrer, al menos en parte, la cortina de este enigma de hoy:

“No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino que, de manera semejante a nosotros, ha sido probado en todo, excepto en el pecado” (Heb 4,15).

Jesús, inmaculado como María (e infinitamente más santo que ella, claro está), se compadece de nuestras debilidades, incluyendo las que desembocan en los pecados más atroces (si hay luego arrepentimiento y convesión); Él es “semejante a nosotros” y, considerado como Hombre, es igual a nosotros, excepto en el pecado: lo cual no le quita humanidad, porque el pecado, lejos de ser humano, es lo más antihumano que hay.

Se observa que no pecó en absoluto, pero sabemos que fue tentado. Se dejó llevar a un paso inmediato al pecado, pero no dio ese paso. ¿Y María? Es cosa que yo no sé si María fue tentada, pero en este momento no nos hace falta saberlo.

Y podrá alguno decir: “Eso fue en Jesús como sumo sacerdote, pero María no lo es. María, amigo mío, participa (“toma parte”) del sacerdocio de Cristo en cuanto lo ofrece y se ofrece con Él. Conozco a un curita de Burgos que cada cuatro semanas firma una cantidad crecida de cartas como “monaguillo de la Virgen”.

Pero la Carta a los Hebreos añade:

“Por lo tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia, para que alcancemos misericordia y encontremos la gracia que nos ayude en el momento oportuno” (Heb 4,16).

Ese trono de la gracia es Jesús, pero la enseñanza tiene, vista hoy, unos tintes marianos que nos hacen imaginar que el autor la hubiera escrito mientras rezaba el Rosario. El trono de la gracia ¿no puede ser María con el Niño sentado en el regazo? ¿No nos habló San Agustín de “la salvación que viene de su regazo”?

Podemos igualmente considerar que tenemos asegurada la protección para el pasado y para el futuro. Dice, en efecto, misericordia por un lado, y gracia que nos ayude en el momento oportuno, por otro. La misericordia mira más bien al pasado, como que es ante todo el perdón de los pecados. La gracia la concibe el autor para algún momento futuro (o algunos, o muchísimos).

Acerquémonos, acojámonos, consagrémonos al dulce manto de la dulce misericordia con que, por encargo del gran Jesús de la Misericordia –“Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19,2)-, ampara ella a sus pequeñuelos. Llorémosle cuando nos haga falta. Y cuando recibamos las gracias, démosle gracias. Y ahora, mirad cómo pudo cierto acreditado traidor haber solucionado las cosas. Parece ser que, en una representación de la Pasión, durante la escena del remordimiento y la desesperación de Judas,

Judas sentía amargamente su traición, pero el sumo sacerdote se burlaba de él. Entonces el traidor empieza a considerar la posibilidad del suicidio. Se lamenta:

– ¿Adónde podré ir? ¡Todo está perdido!

El auditorio observa en sobrecogido silencio la marcha de Judas, que se aleja desesperado. De pronto, se oye la vocecilla de una niña:

– Mamá, ¿por qué no va a ver a la Virgen?.


Cfr. F. H. Drinkwater, Historias catequísticas. Rec. por Julio Eugui, Mil anécdotas de virtudes, Rialp, Madrid 2004, 609.

Por lo tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia, para que alcancemos misericordia y encontremos la gracia que nos ayude en el momento oportuno”.

LA SUGERENCIA

Sugiero a los que no lo hayan hecho ya que se entreguen a María Santísima -¡nuestra Reina de azúcar!- en hermosa consagración de amor. Es el mejor medio de acercarse a la santidad, compatible con cualquier espiritualidad. Es el mejor medio de entregarse a Jesucristo, y San Luis María Grignion de Montfort la llamaba “esclavitud de Jesús en María”. Su móvil es siempre el amor. San Luis María, y, sobre todo, hoy, la Virgen de Medjugorje piden que se sigan antes treinta y tres días de consagración. Pedidme todos los materiales que queráis [1].

LECTURA RECOMENDADA

Jacques Philippe, María en nuestra vida. Lo envío a quien me lo pida, en pdf o en audio.

LA CANCIÓN

Hija del pueblo, María. Dirige Bocas Canta.


[1] Ofrezco, en formato informático, todas las obras marianas de San Luis María en pdf o (solo el Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen) en audio, así como métodos para la preparación, también en audio o en pdf. Ofrezco un buen número de obras de San Luis María y sobre él y su espiritualidad, así como métodos para la preparación, en papel.

Las obras en formato informático las envío gratuitamente, y las obras en papel, a bajo precio.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: