Skip to content

DICEN QUE TODO ES MISIÓN

11 noviembre 2015

¡Qué momento de emoción

al llegar allá el momento

de gritarles: “Escuchad…”

y de romper con mi acento

la virginidad de un viento

que nunca oyó la Verdad!


Palabras de San Francisco Javier en

“El divino impaciente”, de José María Pemán

Cuatro mil millones de personas


“La misión de la Iglesia se encuentra todavía en sus comienzos.” Es triste, pero no fue San Pedro, sino San Juan Pablo II quien tuvo que escribir estas palabras[1]. Él mismo dijo que “se estima que dos tercios de los seis millones de personas que pueblan el mundo no tienen el menor conocimiento de Jesucristo”[2].

Y hoy vengo yo a romper una lanza en favor de la misión, o, más precisamente, del uso correcto de la palabra misión. Creo que fue Confucio quien advirtió: “Cuídese el uso de las palabras, pues son los déspotas más duros que la humanidad padece”. Y pocos terrenos habrá en que ese despotismo se deje sentir con mayor crueldad.

Memorial de Florencio


Florencio, diecisiete años, es un chavalote sano y de oración, que me coloca tres goles en cada partido y tres partes del Rosario en cada día de Dios. Y Florencio, en su oración, ha entendido que Dios lo quiere misionero de tierras lejanas. Pero… comete el error de contarlo a los amigotes (con el buen tipo que me tiene, peor fue contarlo a las amigotas). Dicen los sabios que “vocación sabida, vocación perdida”. Estos amigotes, entiendo que con buena voluntad, empiezan a decirle que nooo…, que para qué irse lejos…, que aquí también puede ser misionero…, ¡que “todo es misión”…!

Florencio, la verdad, veía sacrificado y difícil aquello de dejar la familia, de desechar tantas posibilidades de futuro (y una novia suculenta que pudiere caer)… Y ahora resulta que también puede cumplir su misión… en Modúbar de la Emparedada. Lo difícil era irse, y por eso, ahora, Florencio coge y se queda. Para ejercer su “misión”, colabora en la parroquia en la educación de niños sordos. Y en fin: tan realizado se siente como misionero como yo como saltador de pértiga…; y en tres meses ha dejado la parroquia (y la oración, y lo del fútbol, no me consta), y ahí lo tenemos: en la discoteca, bailando como pretexto para el alcohol y para lo que se pudiere pescar. Y se acabó toda la misión.

El oficio de distinguir


Sí. La historia de Florencio se malogró en seguida por un “todo es misión” con demasiadas prisas aceptado. Y no es verdad. Si acaso, cualquier acción evangelizadora de la Iglesia es apostolado o evangelización.

Es indudable que hay un nivel de significado genuino, radical y primero que nos obliga a aceptar que “todo es misión” en un sentido; me refiero a la inserción de nuestro envío en las misiones trinitarias. El Padre envía al Hijo y al Espíritu Santo, y a nosotros se nos dice: “Como el Padre me ha enviado, así os envío yo” (Jn 20,21). La palabra enviar es mittere, cuyo sustantivo es missio, “misión”. Bajo este prisma, cualquier acción apostólica es indudablemente misión, y en ella prolongamos al Padre.

Aparte de esto, misión es, en primer lugar, la predicación en tierras donde Cristo no ha sido anunciado, o, todo lo más, en vetas de población de tierras evangelizadas a las cuales, por alguna razón, la misión no llegó. Esta es la llamada también misión “ad gentes”, lo que vale tanto como decir “a los pueblos”. Y así, por ejemplo, la España que yo piso es hija de una misión iniciada en tiempos apostólicos.

Y otra cosa es pastoral, o catequesis, o enseñanza escolar, o nueva evangelización. Ni debemos olvidar la diferencia existente entre los lejanos y los alejados de la fe. Estos son objeto de nueva evangelización; aquellos, de misión.

Por un imperativo de justicia


¿Y por qué esta defensa numantina de la misión como acción diferenciada? Por lo que explicó San Juan Pablo II: no tenemos derecho a dar el mismo tratamiento a tierras donde la palabra Jesucristo no ha sido todavía pronunciada (y parece ser, por lo que he citado, que son la escandalosa, la estrepitosa cantidad de 4.000 millones de personas: ¡como para hacer paquetitos en la parroquia!) que a tierras donde ha sido predicada, muchas veces a lo largo de siglos, y acaso rechazada posteriormente. Es, en definitiva, una sangrante cuestión de justicia.

Sé bien, por eso, que os interesará leer algo más de la encíclica Redemptoris missio, que deja las cosas definitivamente claras.

No parece justo equiparar la situación de un pueblo que no ha conocido nunca a Jesucristo a la de otro que lo ha conocido, lo ha aceptado y después lo ha rechazado (37).

El Papa llama la atención sobre la necesidad de concentrar esfuerzos en Oriente (entiéndase Asia) y en el Sur. Puntualiza, todavía:

Hay que precaverse (…) contra el riesgo de igualar situaciones muy distintas y de reducir, si no hacer desaparecer, la misión y los misioneros “ad gentes”. Afirmar que toda la Iglesia es misionera no excluye que haya una específica misión “ad gentes”; al igual que decir que todos los católicos deben ser misioneros no excluye que haya «misioneros “ad gentes” y de por vida», por vocación específica (32).

Enseña también el Papa que la misión ad gentes es aún “el mayor desafío de la Iglesia” (n.º 40), porque se dirige a la mayoría de la humanidad (y recordad los 4.000 millones de personas que deberían quitarnos el sueño)[3].

Puedo resumir todo esto diciendo: “Caballeros, si todo es misión, la misión se queda sin contenidos ni rostro. Caballeros: si todo es misión…, la misión no es nada”.

Envío


Amigo Florencio: Vete al Oriente. Vete al Sur. No oigas los cantos de sirena que –bien prosaicamente, por cierto- te excitan a envolver latas de foie-gras para el sorteo del sábado. Más alto está, oh, yo lo presagio, más alto está tu destino, allí donde el sol nada sabe de tus discotecas de infamia y mucho sí de la ignorancia y de la pobreza de cuatro mil millones de hijos de Dios, los que a mí, oh Florencio, no dejan hoy de estallarme en los oídos.

Nota sobre la nueva evangelización.- También este concepto anda muy revuelto, y merecería otro artículo, pero no voy a escribirlo. En realidad, el revoltijo conceptual es tan grande, a propósito del uno como del otro concepto, que yo ya he perdido toda esperanza de buen gobierno. Pero hay que advertir que tampoco todo es nueva evangelización. Según el uso y la intención de San Juan Pablo, que consagró el término en el decenio de 1980, y que creo que lo tomó de los obispos hispanoamericanos, nueva evangelización es la de los pueblos que han sido evangelizados y han rechazado luego la fe. España sería un ejemplo; pero no os preocupéis, que aquí estoy yo.


[1] Enc. Redemptoris misio (1990), n.º 30.

[2] Ibíd., n.º 33.

[3] “¿Te acuerdas? —Hacíamos tú y yo nuestra oración, cuando caía la tarde. Cerca se escuchaba el rumor del agua. —Y, en la quietud de la ciudad castellana, oíamos también voces distintas que hablaban en cien lenguas, gritándonos angustiosamente que aún no conocen a Cristo.

“Besaste el Crucifijo, sin recatarte, y le pediste ser apóstol de apóstoles” (San Josemaría Escrivá, Camino, n.º 811. Ocurrió esta historia en mi ciudad de Burgos.)


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: