Skip to content

«LA TESIS DE NANCY», DE RAMÓN J. SENDER

31 octubre 2015
by

Ramón J. Sender, La tesis de Nancy (1962), Magisterio Español, Madrid 1969 (19). 321 pp.- Miguel


Se trata, y seguramente con razón, de la novela más famosa de este que fue profuso narrador, nacido en Chalamera (Huesca) en 1901 y muerto en 1982. Nadie pronuncie Sénder, si no demuestra previa y positivamente la obligación de ser anglosajón.

El largo viaje de estudios de una estadounidense que viene a Sevilla para ganar una titulación en antropología y lingüística hispanas, y que refiere sus vivencias en cartas a una amiga, puede dar mucho juego; me rindo ante el arte magistral de un novelista que me ha hecho reír más que el Quijote, pues que novela cómica es lo que pretende. Pero, antes de seguir, consten en acta unas palabras de Nancy, ya que no en vano soy y siempre seré de su honrosa cofradía (yo, por la parte lingüística y literaria):

Esta mezcla del hispanismo lingüístico y antropológico e histórico es para dar sentido y alegría y luz a una vida entera (p. 149).

Será bueno entrar en materia trasladando unos pasajes francamente hilarantes de esta novela que busca ser hilarante:

La escocesa y su sobrina (…) pidieron un burro de alquiler. Cometió la buena señora la imprudencia de decir que el burro tenía que ser larguito, porque era para seis personas (…). El pobre hombre no acababa de creerlo:

– ¿Dice usté zei, zeñora? (…) Lo que buzca la zeñora e un tranvía (39).

…se le cayó un libro que llevaba en el bolsillo. Lo recogí y lo abrí. No era libro, sino un cuaderno de tapas duras. Encontre escrita en grandes caracteres la frase: “Yo la quiero a usted”, en inglés, en francés, en alemán, en italiano, en griego, en holandés, en sueco y hasta en ruso. Al lado de cada frase tenía la pronunciación fonética en español (…).

Él (…) se puso como un cangrejo cocido. Ya te digo aue no entenderé nunca a estos españoles (46).

– Bendita sea la gitana que te parió, hijo de mala madre.

Los otros aplaudían. El tocador hizo un gesto y dijo entre dientes:

– Se estima (62).

Mi novio es un poco exagerado. Figúrate que el otro día, hablando de una tía suya que ha dado a luz tres niños en un solo parto, decía: “Aquello era como la salida del fútbol” (78).

El año pasado el Ayuntamiento encargó a Barcelona un paso nuevo de la Última Cena. Como la Semana Santa se aproximaba y no llegaba el paso, telegrafiaron a la fábrica y les respondieron que harían lo que pudieran, pero que no podían comprometerse a nada. Entonces el Ayuntamiento envió dos concejales para que trajeran los doce apóstoles sin la mesa, ya que en Sevilla tenían la del paso anterior en buen uso. Los concejales vieron que las estatuas de madera estaban ya barnizadas y secas. Y entonces se las llevaron a la estación. Sacaron billetes para cada una como si fueran personas. Uno de los concejales se fue con Jesucristo a primera clase, y el otro, con los demás, a tercera. Y así acaban de llegar ayer (111).

me iba Mrs. Adams hablando de que todos los viajeros que había en el departamento [del tren] eran contrabandistas (…). De la red de equipajes (…) cayó una gota de un líquido amarillo en la mano de Mistress Adams, quien la olió, la lamió, la saboreó un momento y preguntó al inglés, pensando que era whisky de contrabando:

Scotch, ¿eh?

El inglés, volviéndose hacia ella, dijo muy serio:

– No, señora. Fox terrier (128).

Naturalmente, la comicidad del relato está fundamentada sobre todo por la manera de ser del grupo étnico hacia el que el narrador ha dirigido a la protagonista: los gitanos; a lo cual se suman los naturales, los continuos contrastes entre una y otros, que sobre todo originan malentendidos continuos.

Resultado de imagen de Ramón J. SenderY mientras haga reír, el novelista tiene suficiente. Tenemos, de este modo, una novela más bien ligera, donde nunca pasa nada, donde toda violencia se deshace, por principio inconcusible del autor, que en ese aspecto, y en estas zonas de la novela, recuerda ¡a Palacio Valdés!

Pero esto vale solo hasta la carta V; desde la VI, se cierne y amenaza un dramatismo de signo fatalista con apoyatura en los celos y muy lorquiano. También en lo trágico es Sender magistral. Luego, desde la VIII hasta el fin, somos sorprendidos por personajes verdaderamente esperpénticos –y aquí la mención ha de ser para Valle-Inclán-, como aquel que lleva treinta o cuarenta años sin salir de un hueco en la pared, para que no lo cojan los fascistas de la guerra. Desde la IX, el ambiente se torna extrañamente fantasmagórico, y la acción se sitúa en personajes cada vez más espectrales. La novela, al parecer, se le fue al autor de las manos, y ya no e pretende solo hacer reír.

Y, no obstante, el final parece un poco rosa o edulcorado si lo juzgamos desde los acontecimientos que lo preceden. En cualquier caso, el giro en la novela que he intentado reseñar me deja en los labios una conclusión de Federico García Lorca: que “la musa de un verdadero poeta nunca fue la alegría”. Todo lo más, apostillo yo, algunas alegrías muy contables, como aquella que en el pecho llevaba el Santo Juan de la Cruz y que le hizo escribir, en rigurosa prisión, los versos más perfectos de la literatura de los siglos: el Cántico espiritual.

Por lo demás, guardo reparos contra el relato. Una estadounidense que viene a España para que su autor la confronte con el país, y que sin duda es una estadounidense típica donde las hay, debe confrontarse con el verdadero país. Los gitanos son una parte peculiar y poco representativa. Son muy aptos para la risa y para el contraste, pero a mí, ese contraste no me dice mucho. Quisiera yo que Sender me la hubiese colocado en Madrid –“rompeolas de todas las Españas”, en el decir de Machado-, y allí la hubiese confrontado con la plétora de ambientes, conventículos y posibilidades sociales. El juego con los gitanos es demasiado fácil.

En mi opinión, Sender se ha ido derecho a buscar la España de topicazo, “la España de charanga y pandereta”, que dijo también Machado. No se me puede responder que una novela cómica es otra cosa. Cada obra de arte crea sus propias leyes, y las de esta novela están definidas desde la primera página. Nuestra viajera está destinada a contrastar con lo español y darnos idea de nuestro propio ser, y no a protagonizar graciosidades con los gitanos.

Pero no. Tengo que pasar por que se me diga que en mi país las mujeres son tontas, porque “las cuatro que no tienen novio están enamoradas de alguien, y siempre es un torero, o un militar, o un cura” (203).

Y que todo ese submundo, en el fondo, rebuscado de los gitanos andaluces se está intentando presentar –así, se cree, sin duda- como emblemático de España no se puede negar cuando hemos leído, por ejemplo: “…las cosas de Andalucía y en general las de España” (88-89); “así es la vida aquí, querida. Se diría que una está en otro planeta” (198) (es decir, los gitanos andaluces son “aquí”, y “aquí” significa España entera). Y la frase que, a mi ver, más emblematiza la mistificación de la novela: “Los iberos somos todos camitas”. Porque, si estoy en lo cierto, los camitas o hijos de Cam se asentaron en África y dieron lugar a la raza negra.

Es cuanto tengo que decir de una novela que, con algunas protestas, me ha dejado miel en la boca. Leed también Mr. Witt en el Cantón, y habréis leído un Episodio nacional… mucho mejor que los de Galdós.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 31 octubre 2015 12:41

    Gracias por mencionar a Armando Palacio Valdés.

    Me gusta

  2. 31 octubre 2015 21:10

    Hace muchísimos años que lo leí en el colegio. El de las tapas naranjas es el que tengo. Sé que me reí y me gustó mucho, pero no sé me gustaría solo la parte de la risa o todo; de eso no me acuerdo. Sí que sé que luego me lo leí dos veces más.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: