Skip to content

SERMÓN DEL APÓSTOL SIN FE-III

10 julio 2015

Miguel

– III de VI –

YO CREO EN LA IGLESIA, YO SOLO CREO “DENTRO” DE LA IGLESIA

Benedicto XVI recordaba que nadie cree por sí mismo, sino que somos eslabones de una cadena, la Iglesia, que nos precede y nos sucede. Nadie puede creer en la Verdad si se desmarca de esa gran corriente de tradición. Y nadie puede pensar que la cadena depende de su eslabón, porque el eslabón no solo depende de la cadena, es más: nació de la cadena, y la cadena está nutriéndolo. Benedicto era muy amigo de recordar cómo en las mismas cosas más materiales de la vida confiamos en los demás, su saber, su pericia, y en la tradición sobre la que todo ello se basa. Así, al entrar en una casa, nadie pide los planos por miedo de que se hunda; al entrar en el ascensor, nadie pide el cuadro eléctrico; haciendo la visita al amigo, si hay un perro, nadie pide el pedigree y garantías selladas de que el bicho no muerde. No, ¿verdad? Pues, entonces, ¿no podemos admitir para la fe una estructura igual que para lo demás? Si en lo humano es imposible obrar y vivir fuera de la confianza, ¿podemos ser autónomos en lo sobrehumano?

Una estructura igual que se llama la confianza. Prestamos fe al arquitecto, porque -¡sin siquiera conocerlo!- tenemos confianza en sus estudios. Pues bien: preste el incrédulo fe a la Iglesia, porque sabe que ella transmite la Verdad y la Ley de Cristo; recuerde el testimonio innumerable de sus mártires, el caudal de ciencia sacra de sus doctores, la entrega oscura y abnegada de sus vírgenes… ¡En esto se puede confiar mucho, y además, está por escrito…! No me hable el incrédulo de los pecados de la Iglesia, porque nadie le va a pedir a él cuentas de los pecados de la Iglesia. Hábleme de los suyos, que son los que deben preocuparle… y los que entre él y yo  podemos despachar. Él y todos los miembros de la Iglesia “llevamos este tesoro en vasos de barro” (2 Cor 4,7), y no es extraño que a veces se rompa; él, hemos de pensar, es uno más en una Iglesia ex maculatis immaculata (inmaculada a partir de hombres pecadores).

Si hablamos de confianza, de una fe que entra por el oído, el modelo –como siempre- es María. Que prestó oído al ángel y “concibió por el oído” (concepit per aurem, que decían algunos padres). Ella, para San Agustín, fide peperit, ventre concepit (“dio a luz por la fe”, “concibió en el vientre”).

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: