Skip to content

MES DE MARÍA EN 2015/DÍA 12

14 mayo 2015

Hoy, día 13, hemos celebrado con regocijo la fiesta de nuestra Señora de Fátima.


Miguel

Yo creo que hoy vamos a ponérselo difícil al Padre Palomino, con esto de la Asunción de la Virgen. Veamos con qué nos sale.


Seguimos preparando la mesa con toda la cubertería de perplejidades.

– «Cumplido el curso de su vida terrena…». ¿Murió María? El Magisterio no se pronuncia; es una de tantos miles de cuestiones que quedan a la libertad de los teólogos, contra lo que suele pensarse. Y en esa libertad, algunos opinan que María no debía morir, pero la mayoría opina que sí, porque de ese modo se parecería todavía más a su Hijo; moriría, pues, y resucitaría. Sería una dulce y suavísima muerte como la pintan los orientales, que la llaman la Dormición.

Virgen de Fátima

– Y la verdad de la Asunción, como la de la Ascensión del Señor, supone no pequeños problemas. Porque hablamos de cuerpos materiales que ingresan en lugares que no son lugares y que son espirituales (y no materiales). Metemos lo corporal en donde el espíritu, o el radiador en el pluscuamperfecto de subjuntivo. El cielo, el purgatorio, el infierno, no son lugares, sino estados. Yo no voy al cielo como voy a Barcelona ni voy al infierno como voy a Madrid. Y0 entro en un estado de bienaventuranza celeste como ahora entro en un estado de regocijo, o entro en un estado de condenación como ahora entro en un estado de tristeza; hay que renunciar a la imaginación para pensar en esto, porque no tenemos antecedentes.

Sea como sea, es la anticipación del mismo problema de la resurrección de todos los cuerpos; que eso es la Asunción: esperanzadora anticipación.

¿Se encuentra la explicación en lo que dice San Pablo? Sin duda, y de hecho se expone siempre para explicar la resurrección futura:


Lo que siembras no es el cuerpo que llegará a ser… Así será en la resurrección de los muertos: se siembra en corrupción, resucita en incorrupción…; se siembra un cuerpo natural, resucita un cuerpo espiritual.


1 Cor 15,37.42.44

Y todavía, comparando a Adán con Cristo:


El primer hombre, sacado de la tierra, es terreno; el segundo hombre es del cielo. Como el hombre terreno, así son los hombres terrenos; como el celestial, así son los celestiales. Y como hemos llevado la imagen del hombre terreno, llevaremos también la imagen del hombre celestial. Esto os digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el Reino de Dios, ni la corrupción heredará la incorrupción.


1 Cor 15,47-50

 Yo creo que está suficientemente claro. Resucitaremos con estos mismos cuerpos, pero transformados: cuerpos espirituales, paradoja bien deliberada por San Pablo. Porque lo que caiga en el hoyo será corrupción, y deberá ser transformado en incorrupción cuando toquen la campanica para entrar en el Reino. Los mismos cuerpos, pero transformados: y que serán los mismos, lo dijo -interpretando a San Pablo- el IV Concilio de Letrán [2]. El cómo será esto, no podemos imaginarlo, porque –entre mil preguntas- ¿qué cuerpo resucitará? ¿El de la niñez? ¿El de dentro de cuatro años? Muchos misterios se arraciman en el misterio de la resurrección, y el Catecismo, por ejemplo, nos hace ver que Jesús resucitó «con su cuerpo…, pero no volvió a una vida terrenal» (n.º 999).

Justamente empalmando con esto último mismamente mismo, el cura feo Miguel (el que me robaba a mí las gomas en el seminario) dejó una apostilla sobre este tema de la localización de los dos Cuerpos gloriosos (y los innumerables futuros), y la dejó el 4 de mayo de 2015, en encendida polémica con la doctora Shejtman, por nombre la Letradísima, en el artículo La Cruz de Cristo, salvación del género humano.

(Continuará…, sí, continuará, que esto tiene mucho intríngulis.)


[1] Una catequesis de Benedicto XVI sobre este salmo, aquí.

[2] Conc. IV de Letrán (XII conc. ecuménico, 1215), cap. I. Enrique Denzinger, El Magisterio de la Iglesia, Herder, Barcelona 1963, n.º 429 (p. 154).

 


CUÑA PUBLICITARIA.- Ofrezco las obras marianas de San Luis María Grignion de Montfort a quienes me las pidan. Será en pdf, en audio (solo el Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen) o en papel, cobrando normalmente 1,75 más gastos de envío. 



El gran pensamiento

(EL RINCÓN DEL GRAN SABIO)


Si debemos imitar las virtudes y tener los mismos sentimientos de Jesús*, debemos también tener esos sentimientos de amor, piedad y devoción que Jesús ha tenido para con su Santísima Madre.


«Tened en vuestros corazones los mismos sentimientos que Cristo Jesús» (Fil 2,5).

San Juan Eudes, cit. por Benito Moral, Más almas marianas, Sociedad de Educación Atenas, Madrid 1956, 268


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: