Skip to content

MES DE MARÍA EN 2015/DÍA 7

7 mayo 2015

Virgen Desatadora de Nudos. Preséntale hoy los tuyos…

.


«Un mes con María», por Juan Antonio Mateo, sacerdote. Para recorrer cada día del mes de mayo con el Concilio Vaticano II y San Luis María Grignion de Montfort. Edita la Sociedad Grignion de Montfort, de Barcelona, en 2002, consta de 176 págs., y podéis pedírmelo a mí, que os lo envío por 1,75 más los gastos de envío. También en catalán.



¿YA ESTÁIS ACORDÁNDOOS DE HACER EL ÚLTIMO DÍA DE MAYO (FIESTA DE LA VISITACIÓN) VUESTRA CONSAGRACIÓN PERSONAL O FAMILIAR AL CORAZÓN DE MARÍA? NO OBSTANTE, PARA DECIDIR LA FECHA, RECORDAD QUE SAN LUIS MARÍA DE MONTFORT Y, ACTUALMENTE, LA VIRGEN DE MEDJUGORJE PIDEN 33 DÍAS DE PREPARACIÓN.


Miguel

El Padre Palomino nos saca de líos sobre la virginidad de María

(EL TURNO DEL PADRE PALOMINO)

  1. Qué es esa virginidad y qué sentido tiene


Pues mirad, queridos niños (Peláez, no quiero verte robar más gomas), la virginidad abarca toda la vida de María: antes del parto, en el parto y después del parto. (Peláez, deja de robar gomas.)

Sobre todo, importa la virginidad antes del parto, según la cual fue Dios, por medio del Espíritu, hizo madre a María: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra» (Lc 1,35). Engendró al Hijo dejando intacta a la madre; la comparación clásica era la de un rayo de sol que atraviesa un cristal: calienta lo que hay detrás, pero no quiebra el cristal. El Evangelio de San Mateo dice que «antes de que conviviesen, se encontró [José] con que había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo» (1,18).

Y la virginidad antes del parto importa porque, más que la virginidad, importa la maternidad virginal. Dios ha querido la virginidad al servicio de la maternidad. ¿Por qué? Como muy bien sabemos, había que producir un Dios-Hombre, lo segundo quedaba asegurado por la participación de María, y lo primero, en cambio, por la de Dios; a las palabras recién citadas, añade Gabriel: «Por eso, el que nacerá de ti Santo será llamado Hijo de Dios».

Así, el fruto de esa concepción admirable podrá contar ante los hombres como una Redención que es, sobre todo, entrega, que desciende del seno de Dios, y contar ante Dios como el único Redentor que alcanza al Santo. Nosotros no podíamos.

  1. ¿Y la virginidad en el parto?


Fisiológicamente, consiste en no romperse el himen y en no haber dolor.

Teológicamente, la liturgia dice que Jesús «lejos de menoscabar la integridad de su madre, la consagró». Pero, sobre todo, es un signo más de la procedencia divina y la divinidad del hijo (que es decir lo mismo).

No hay que pararse en especulaciones ginecológicas (hubo tiempo en que se hizo). Hay que acoger y admirar la gracia.

  1. ¿Cómo que María fue virgen después del parto?


¿Y cómo que no? ¿Vosotros sois capaces de pensar en una Virgen que es inmaculada, y al mismo tiempo conculca un compromiso con Dios? Y, en efecto, hablar de voto resulta anacrónico, pero no hay duda de que había un compromiso. Le pregunta al ángel: «¿De qué modo se hará esto, pues no conozco varón?» (Lc 1,34). La pregunta parece realmente estúpida. Claro que sabía nuestra Señora cómo se hacen los niños. El hecho de que María pregunte eso solo puede entenderse a partir de un compromiso. Luego, a nadie se le ocurra pensar que María peque, y menos por ese lado.

Quiero copiar aquí unas palabras de San Pablo que nos enseñan que la virginidad es superior al matrimonio. María no pudo ignorarlo, porque, si no estaba en aquellas primitivas comunidades a las que Pablo escribe, «María es en torno a Cristo como la primera onda de la Iglesia, que va engendrando a las demás hasta el fin de los tiempos» [1]; y así, podemos llegar a decir que María no leyó a San Pablo, pero que, en cambio, le habló largamente sin saberlo quizá.

Las palabras son:

Os quiero libres de preocupaciones. El que no está casado se preocupa de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; el casado se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer, y está dividido. La mujer no casada y la virgen se preocupan de las cosas del Señor, para ser santas en el cuerpo y en el espíritu; la casada, sin embargo, se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. Os digo esto sólo para vuestro provecho, no para tenderos un lazo, sino en atención a lo que es más noble y al trato con el Señor, sin otras distracciones


1 Cor 7,32-34

Y en cuanto al Magisterio, ahora recuerdo la encíclica Sacra virginitas (1954), de Pío XII, que enseña esa superioridad de la virginidad.

¿El sentido de la virginidad de María después del parto, toda su vida? El que dice San Pablo: una vida de mayor consagración.

¿Y lo que dice la Biblia, en varias ocasiones, de hermanos de Jesús? Esta pregunta es la más fácil del mundo. En las civilizaciones semíticas, propensas a llevar vida de clan, la familia tenía una enorme importancia. Por esa razón o por otra, en ellas (al menos, en Israel), hermano significa lo que hoy llamamos pariente.

  1. Últimas palabras


No me dejéis de ver una cosa. Lo mismo que la pureza no es una virtud negativa, tampoco la virginidad de María, porque no se trató –y no ha de tratarse en nosotros- simplemente de hacer callar el cuerpo. La virginidad corpórea de María, en sus tres fases, es un signo de una superior elevación: la del Corazón suyo, que al entregar la pureza, en realidad entrega mucho más.


El gran pensamiento

(EL RINCÓN DEL GRAN SABIO)


El modelo que representa María muestra claramente lo que es específico de la personalidad femenina.

En tiempos recientes, algunas corrientes del movimiento feminista, con el propósito de favorecer la emancipación de la mujer, han tratado de asimilarla en todo al hombre. Pero la intención divina, tal como se manifiesta en la creación, aunque quiere que la mujer sea igual al hombre por su dignidad y su valor, al mismo tiempo afirma con claridad su diversidad y su carácter específico. La identidad de la mujer no puede consistir en ser una copia del hombre, ya que está dotada de cualidades y prerrogativas propias […].

Estas prerrogativas y esta peculiaridad de la personalidad femenina han alcanzado su pleno desarrollo en María. En efecto, la plenitud de la gracia divina favorecía en Ella todas las capacidades naturales típicas de la mujer.

[…] Dios […] mediante el ángel, comunica a la Virgen de Nazaret su plan de salvación, para que pueda cooperar con él para que pueda cooperar con él de modo consciente y libre, dando su propio consentimiento generoso.

Aquí se realiza el modelo más alto de colaboración responsable de la mujer en la redención del hombre – de todo el hombre -, que constituye la referencia trascendente para toda afirmación sobre el papel y la unción de la mujer en la historia.

[…] La figura de María recuerda a las mujeres de hoy el valor de la maternidad. En el mundo contemporáneo […] en algunos casos, la necesidad del trabajo femenino para proveer a las exigencias cada vez mayores de la familia, y un concepto equivocado de libertad, que ve en el cuidado de los hijos un obstáculo a la autonomía y a las posibilidades de afirmación de la mujer, han ofuscado el significado de la maternidad para el desarrollo de la personalidad femenina […].

En María podemos comprender el verdadero significado de la maternidad que alcanza su dimensión más alta en el plan divino de salvación […].

También descubrimos en ella el modelo de la virginidad vivida por el Reino.

Virgen por excelencia, en su corazón maduró el deseo de vivir en ese estado para alcanzar una intimidad cada vez más profunda con Dios.

Mostrando a las mujeres llamadas a la castidad virginal el alto significado de esta vocación tan especial, María atrae su atención hacia la fecundidad espiritual que reviste en el plan divino […].

El corazón materno de María, abierto a todas las miserias humanas, recuerda también a las mujeres que el desarrollo de la personalidad femenina requiere el compromiso en favor de la caridad […].

A cuantos en nuestra época proponen modelos egoístas para la afirmación de la personalidad femenina, la figura luminosa y santa de la Madre del Señor les muestra que sólo a través de la entrega y del olvido de sí por los demás se puede lograr la realización auténtica del proyecto divino sobre la propia vida.


San Juan Pablo II, audiencia general, 6-XII-1995


[1] Ch. Journet, Teología de la Iglesia, Bilbao, 120.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: