Skip to content

DULCENOMBRE SIN DOLOR, CRISTO SIN PENA. MEMORIA DE LA TERNURA

1 marzo 2015

DULCENOMBRE: ¡ESCRIBE!


             «Este documento es consecuencia de una petición que me hizo el Señor. Me dijo “escribe” de una forma clara e inequívoca. Lo oí en mi alma en un momento de oración en el que le pedía que me dijera qué esperaba de mí. Pero yo esperaba que me lo mostrara de algún modo. No esperaba sus palabras, pues fue la primera vez que le oía. Y le oí tan claro, tan innegable, como si hubiese sido audible…

»Cuando el Señor me dijo “escribe”, me sentí desbordada por la petición. Le pregunté: “Pero ¿qué quieres que escriba?”… Pero el Señor no añadió nada. La palabra “escribe” se quedó resonando en mi mente y en mi alma…»


 «He aquí que estoy a la puerta y llamo. Si alguno escucha mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo» (Ap 3,20). Silencio, silencio… ¿Ibas a hablar, Dulcenombre…?

15/07/2012

Querido Dios:

Buenos días. Hoy mi ordenador del trabajo se ha quedado bloqueado, así que he pensado que tal vez no quieres que siga escribiendo en él, y me he venido al ordenador de casa.

Ayer me sentí muy dolida y ofendida con unas cosas que me dijo mi esposo. He querido hacer lo que me revelaste sobre el perdón. ¡Qué difícil es! Yo quería ofrecerte mi dolor de ayer para que sea tuyo y no mío, pero no lo conseguía. Quieras o no, seguía agarrada a él. Intenté pensar: «No quiero que vaya al purgatorio por esto», pero en seguida pensé que “bueno, en realidad, un poquito, sí». ¡Qué rencorosos somos! Entonces recé el padrenuestro, buscando fuerza, y llegó tu luz diciendo «perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Me lo pedías claramente: debo perdonar, como Tú me perdonas cada cosa que hago. Tú lo perdonas todo en tu cruz. Entonces pensé en que tal vez si yo ponía ese dolor a los pies de tu cruz, tal vez, entonces Tú ya no tendrías que cargar con ese pecado en la cruz. Y como siempre, pensando en Ti en la cruz, se me enterneció el alma. Si en algo yo puedo aliviar tu dolor, Señor, yo quiero hacerlo. Así que he dejado a los pies de tu cruz mi dolor. Ya no es mío, es tuyo. No tengo nada que perdonar. Tú lo redimes. Ya no tienes que sufrir por él, ya he sufrido yo. Sé que es poco, apenas unas palabras de un día, pero soy pobre y débil, no tengo fuerzas para darte más. Tal vez, haciendo esto cada día, al final de mi vida sea mucho lo que pueda aliviarte en la cruz. Gracias, Jesús.


16/08/2012

Buenos días, Jesús.

Aquí estamos, de vacaciones en Guardamar. Son días extraños. Cambian nuestras rutinas de vida y no encuentro momento para rezar el Rosario, ni enciendo la luz para leer tu Palabra por la noche, por evitar los mosquitos. Al final, rezo muy poco y a saltos.

Pero hace dos días se me olvidó un objeto en casa y volví por ello. Entonces pensé que era buen momento para rezar el Rosario, ya que iba sola, y aproveché para rezarlo por el camino. Al llegar a la playa, estaba a medias, y al mirar al suelo, vi unas letras que decían: «Nunca es tarde. Te amo». Y sentí que me lo decías a mí. Ya había pasado cuatro o cinco veces por ese sitio y no lo había visto, y Tú justo me lo enseñabas el día que rezaba un poquito. Eres maravilloso. Yo te tengo medio olvidado, haciéndote tan poquito caso, y Tú me dices que me amas, que nunca es tarde. No hay comparación. Señor, ¡te doy tan poquito amor y Tú me das tanto!

Eres como la parábola del hijo pródigo: siempre deseando que volvamos a ti, siempre perdonados, con un amor y una paciencia infinitos. Eres maravilloso, mi Señor, mi Dios.

Y como tu amor te desborda, aprovechaste otro momento en que me encontraba sola en casa, fregando los cacharros, cuando me acordé de ti, para abrazarme y mostrarme cuánto me amas. Sentí que me abrazabas, que me envolvías, que me amabas. Fue maravilloso…, apenas un minuto maravilloso, en el que te sentía tan cerca de mí, que quisiera que siempre fuera así, y me encantaría poder abrazarte yo a ti. Pero como no puedo, cerré los ojos y me dejé abrazar, como se acurrucan los niños pequeños en el regazo de sus padres.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: