Skip to content

CUANDO VINIERON A BUSCAR…

1 marzo 2015

Jesús Yusta Sáinz, sacerdoteFoto del perfil de Jesús Yusta

Merece la pena que cada uno haga examen de conciencia: ¿Qué hago yo por los cristianos y otras minorías religiosas perseguidas, con saña muy difícilmente superable, en tantos lugares? Que a ello nos ayude la imponente reflexión que sigue, obra de este hermano mío en el presbiterio burgalés. Porque, indudablemente, todos podemos hacer algo o mucho.


 

Siempre me ha impresionado aquel sermón que el pastor protestante Martin Niemöller pronunció en la Semana Santa de 1946 en Kaiserlautern (Renania-P.): Als die Nazis die Kommunisten holten… («Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista…»).

Algo semejante puede estar pasando hoy, sí, en nuestros días; contemplamos pasivamente cómo cristianos de otras latitudes son perseguidos, torturados, degollados, asesinados. Hoy mismo doscientos han sido secuestrados y llevados al monte, con la incertidumbre de su final. Y, ante esto que sucede en Irak, Nigeria, Egipto, Siria…, el Occidente civilizado calla, mira para otra parte. Nuestros gobernantes los ignoran, estos días; en el Congreso, en el Debate sobre el Estado de la Nación, no se oyó ninguna voz que denunciara estas atrocidades; incomprensiblemente, tampoco, excepto el Papa y otras, pocas honrosas excepciones, se oye la denuncia profética esperable  de voces autorizadas de la Iglesia; igualmente, los medios de comunicación guardan silencio porque lo noticiable responde a otros intereses.  Y nosotros mismos, tan dados a criticar todo, cobardemente callamos y somos incapaces de levantar la voz en un mundo narcisista, encerrado en sí, incapaz de acudir en socorro de los débiles, de las minorías perseguidas, de los sin voz.

El sermón de Niemöller  continuaba: «Cuando vinieron a llevarse a los judíos, no protesté, porque yo no era judío.

»Siempre guardé silencio… Al final este silencio, pasivo,  se convierte en tragedia:  Als sie mich holten, gab es keinen mehr, der protestieren konnte («cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar»).

Pero es que aunque, ojalá, mañana no tengamos que lamentarnos por nuestra sordera de hoy, nuestro silencio culpable ya nos está delatando y condenando, pues la sangre de los inocentes nos acusa, como acusaba a aquellos que a partir de 1933 todas las tardes respiraban el humo contaminado que salía de los hornos crematorios de los campos de concentración y no se preocupaban por sospechar e investigar lo que sucedía detrás de aquellos muros cubiertos de alambre de espino.

No tenemos disculpa. Nuestro silencio cómplice nos incrimina de homicidas por omisión.

 

 

 

 

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. 1 marzo 2015 21:56

    Por eso habla el Papa Francisco en su mensaje de cuaresma sobre la «globalización de la indiferencia». Como nosotros estamos bien, no nos interesan los problemas y los sufrimientos de los demás. Que Dios nos ilumine y ablande nuestros corazones, para que seamos capaces de solidarizarnos y hacer algo por estos hermanos cristianos que están reviviendo los martirios de los primeros siglos de nuestra religión.

    Me gusta

    • 1 marzo 2015 22:00

      Marinside: Me ha gustado mucho tu apostilla; pero no reduzcamos el problema, que también están hostigando a otras minorías religiosas.

      Me gusta

  2. Ana María Trujillo permalink
    1 marzo 2015 23:18

    Testimonio de la enseñanzaque se adquiere con el sufrimiento; pero ¿qué enseñanza puede uno dar al contemplar tanto terrorismo que hay en el mundo?

    Le enfermedad (para mí) es la experiencia más maravillosa que he tenido en mi vida… Solo fueron unos tres meses, y me ayudó mucho estos años pasados, en los que he aprendido los misterios dolorosos, el viacrucis de nuestro Señor Jesucristo: palabras que Él pronunció en la Cruz. Las palabras que Él pronunció en la Cruz me ayudaron a unirme a Él en este tiempo de sufrimiento.

    Pero, al ver por la internet tanta maldad del hombre contra el hombre y conocer la Pasión de nuestro Señor Jesucristo y las atrocidades que se han cometido en la historia de la humanidad, vemos que el enemigo siempre ha estado al acecho, y nosotros, pasivos, pues al cabo “todavía no es mi problema”. Hoy el mundo parece estar en llamas con las guerras de religión, impulsadas por los radicales islámicos, y violencia étnica; pero una tibieza sin paralelo se apodera de nosotros, católicos. ¡La apostasía de verdad la estamos viviendo!

    Despertemos y supliquemos al Todopoderoso misericordia, y que recuerde a “su resto fiel”. Dios permita que seamos nosotros.

    Gracias, Padre, por ser cura y hablar de Jesucristo.

    La mejicanita.
    —————————————–

    De nada. Tres observaciones:
    – Suprimo los extraños signos ininteligibles de que el original estaba plagado.
    – Entiéndase lo que se entienda por “el resto fiel”, parece poco “católico” entemderlo en exclusividad y competición.
    – Es comprensible que usted lo haya hecho, por su provenencia, pero sepa que en este blog no tratamos a los sacerdotes como padres. La explicación (bíblica) la tiene en las apostillas a Cuando la muerte sea vencida.

    Me gusta

  3. Inés Pérez de Cosío permalink
    2 marzo 2015 5:20

    Padre Miguel, es realmente horrible lo que sucede con nuestros hermanos en Irak, Siria y demás países. Por mi parte, he reenviado su mensaje al grupo de oración al que pertenezco, y en casa rezamos el santo rosario por ellos; pero hoy me di cuenta de que también es urgente mandar decir misas por ellos y cooperar con las organizaciones que los ayudan de cerca. Pido a Dios que esto pare y que el mundo entero reaccione. Dios lo bendiga.

    ——————————————

    Muchas gracias, Inés, y una mínima petición: no me llaméis padre. La explicación (bíblica) la tiene en las apostillas a Cuando la muerte sea vencida.. Podéis llamatme Don Miguel.

    Me gusta

  4. Inés Pérez de Cosío permalink
    3 marzo 2015 5:27

    ¡Muy bien, Don Miguel! Perdon, pero es que en México, desde pequeños, nos han enseñado a llamar a los sacerdotes padre; de cualquier modo, con respeto es como me dirijo a usted. ¡Que esté muy bien! Dios lo bendiga, y gracias por su blog, que es de ensueño!
    ——————————–

    Pues la verdad es que no sé bien cómo cumplir tu encargo. Porque se perdonan las ofensas, y yo llevo media hora buscando la tuya, y no aparece ni en la bombilla. Lo que me toca es agradecerte tus felicitaciones.- Por María, m’atrebo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: