Skip to content

TODAVÍA EL HIDALGO

13 febrero 2015

Un parecido físico, una mujer extraordinaria y un noble español.

Luis María Ansón

Tomo este relato eucarístico, publicado en ABC el 11 de enero de 1962 por el periodista Luis María Ansón, del libro de Alejandro Jiménez Alonso De rodillas, Mensajeros de la Vida, Santander (6) 2006, 85-87. ¿Cuántas veces nos arrodillamos al estar frente a la Eucaristía? En el momento cenital de la Consagración, cumbre de la vida y de la historia, donde Jesús está muriendo por mí y por cada uno, ¿me arrodillo -salvo que la salud lo impida-, como prescribe la Iglesia? Con cáncer también se puede, como por la muestra se verá…


Me llegan, ahora, veladas por la distancia y la emoción, noticias conmovedoras de la muerte de Álvaro Urzáiz. Al escribir estas líneas, tengo la sensación de estar calcando palabras de Pérez del Pulgar, de dibujar para el lector asombrado un Barón de Castilla, un Grande de la España Imperial, un conquistador del viento, de la tierra y del mar.

Un parecido físico, una mujer extraordinaria y un noble español.Álvaro Urzáiz era un marino curtido a golpes de tragedia y de fuego en la Guerra de Liberación Española. Su vida ejemplar puede encontrarse repetida, sin necesidad de búsquedas minuciosas, en cualquiera de sus compañeros de armas. La Marina Española ha sabido conservar, por encima del cabalgar de los siglos. Sus resplandores de honor y de gloria.

Hace todavía poco tiempo, Álvaro Urzáiz, con un cáncer abrasándole las entrañas, se fue a un hospital de Múnich a esperar, como todos los enfermos de cáncer, el descubrimiento de ese remedio que no llega[1]. Los dolores intensísimos no arrancaban una sola queja del Marino español, ante el asombro de los médicos germanos. Extendido el cáncer a todo el cuerpo, cercana ya la agonía, Álvaro Urzáiz quiso recibir el Santísimo. Se avisó entonces con urgencia a un Sacerdote. Álvaro Urzáiz estaba postrado en cama, inmovilizado, prácticamente inútil, abrasado de fuego, azotado cruelmente por dolores tremendos, al borde de la muerte.

Cuando le avisaron de que el Santísimo llegaba, pidió su uniforme de gala, se levantó de la cama y vistió la prenda del orgullo y de la gloria. Luego, lentamente, prendió en ella sus condecoraciones, las Cruces de Guerra, las del Mérito Naval, la Placa de San Hermenegildo. Y con la vida que se le escapaba encerrada entre aquel mar de condecoracionUn parecido físico, una mujer extraordinaria y un noble español.es, con su uniforme de gala, vestido de azul y de heroísmo, Álvaro Urzáiz bajó paso a paso, avivando sus dolores crueles, arrastrándose, sin ayuda de nadie, hasta la puerta del hospital. Allí el marino español, España entera temblando en sus ojos, se cuadró militarmente, y esperó en aquella posición la llegada del Cuerpo de Cristo.

Un Sacerdote humilde vino con el Cáliz oculto entre paños negros, y el enfermo de cáncer, el moribundo, hincó sus rodillas en tierra. Se nubló la vista del Sacerdote. Y la de los duros médicos alemanes. Tembló el hospital entero. Allí estaba vivo el espíritu de Álvaro Bazán, el de Churruca y Méndez Núñez, el de la España de todas las Grandezas y de todas las Conquistas. Aes triplex circa pectus, dijo Horacio para describir el valor de los primeros navegantes. “Un triple bronce alrededor del pecho”. Y de bronce, de oro, de amor y de nostalgias, de caballerosidad, de hidalguía, de dulzuras y de firmeza estaba hecho el corazón de Álvaro Urzáiz, capitán de navío, Español del siglo XX, orgullo de la raza. Porque este Álvaro Urzáiz pertenece a un Pueblo que ama su Historia y su Tradición, que se mueve aún por Honor y por Hidalguía; que, aislado del materialismo torrencial que todo lo anega, produce todavía Hombres idénticos a aquellos Hidalgos que ensancharon el mundo, que formaron razas ubérUn parecido físico, una mujer extraordinaria y un noble español.rimas, e hicieron realmente fecunda la sangre de España.

Muy poco tiempo después, Álvaro Urzáiz «dio el Alma a Quien se la dio». Su muerte hizo revivir los versos de Jorge Manrique. Según me dicen, acuden ahora las gentes al hospital para preguntar si todo esto es verdad, y se han producido conversiones. Yo no sé añadir una palabra más a este relato emocionado, porque también, a veces, la pluma exige su tiempo para la meditación y el llanto.


[1] Téngase en cuenta que estamos en 1962 (nota de Miguel).

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: