Skip to content

NOVENA A LA INMACULADA EN 2014: DÍA 7.º: «MUJER, AHÍ TIENES A TU HIJO»

6 diciembre 2014

La Crucifixión de Matthias Grunewald, Renacimiento.Realizado entre 1512-1516.Museo de Unterlindem,Colmar,Alsacia,Francia.(269 cm x 307 cm)


 Os recuerdo que regalo a quien me las pida las obras marianas de San Luis María Grignion de Montfort. Será en pdf, en audio (solo elTratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen) o, cobrando solamente los gastos de envío, en papel.


 Me alegraría que esta novena sirviera a los muchísimos que yo sé que, con todo entusiasmo, vais a consagraros, o renovar vuestra consagración, a la Santísima Virgen (yo incluido). Más me agradaría que muchos se ilusionasen por hacer la consagración después del tiempo de treinta y tres días de preparación que pidió S. Luis María y que pide, en Medjugorje, en nuestros días la Santísima Virgen. Para tener más conocimiento de ello están los libros que os ofrezco. 

Día 7.º (6 de diciembre)


Jn 19,25-27: «Aquí tienes a tu hijo… Aquí tienes a tu madre» 

Junto a la cruz de Jesús, estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, al ver a su madre y al discípulo a quien amaba, dijo a su madre: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.


OÍ CONTAR CÓMO UNA MUJER con un hijo muy grave se encaró con la Señora y le clamó: «¡Tú sabes lo que es tener un hijo muerto en los brazos! ¡No permitas que vuelva a suceder!»

A mi corto entender, esto solo es posible si hay –y se sabe que hay- una afinidad, un parecido, entre la maternidad divina y la maternidad humana. La Virgen que tú y yo tanto queremos es madre nuestra desde que lo es de Jesús.

Es un error muy común pensar que María es constituida madre nuestra con estas palabras de Jesús. Una maternidad no se hace con palabras: sino con una historia previa de gestación. Y lo que estas palabras hacen es proclamar lo siguiente: la maternidad espiritual de María (la nuestra), que comenzó cuando comenzó la maternidad divina, llega a término y se completa cuando llega a término y se completa la Redención.

Porque es verdad que toda la vida de Jesús es redentora, pero siempre por su relación con el momento de esa Cruz que Jesús ha venido a buscar a la tierra. A su lado, habrá que pensar que toda la vida de María es co-redentora, cooperadora con el Redentor, asociada a su Obra, pero por su relación con el momento de la Cruz.

VAMOS A CONTAR LOS DINEROS. En la Anunciación, ella es hecha madre de Jesús enteramente, y l0 dará a luz nueve meses después. Pero en la Anunciación, ella –una mujer que demuestra el conocimiento de las Escrituras que ella demuestra [1]-, al saberse madre del Mesías, automáticamente sabe de los dolores que a Él le sobrevendrán y está dispuesta a participar en ellos, como en efecto participará; y sabe que el Hijo eterno viene a redimirnos y hacernos hijos de Dios; esto supone que si es madre de Jesús, es madre de los que Jesús hace hijos. Y asi, la maternidad espiritual de la Virgen no es una consecuencia segunda, derivada, de la maternidad divina, sino que se encuentra, si me lo permitís, dentro de ella como en una cápsula. En el fondo, es lo mismo que dice el Concilio basándose en la imagen de San Pablo en que Cristo es la Cabeza de la que los fieles son los miembros:


Es verdadera madre de los miembros (de Cristo)…, por haber cooperado con su amor a que naciesen en la Iglesia los fieles, que son miembros de aquella Cabeza [2].


 

YO PERSONALMENTE AÑADO -Y LO MARCO ASÍ para que notéis mayor peligro de equivocación- que hubo una diferencia. La maternidad divina, en la Anunciación, fue completa: una concepción por obra del Espíritu Santo, y tenemos una Persona divina con la naturaleza divina y la humana. Pero… volvamos a contar dineros. La maternidad sobre nosotros es espiritual. Pertenece al mundo de la gracia, y tiene que ver con la intercesión continua por nosotros, con la dispensación que ella nos hace de todas las gracias que Dios da, y seguramente una influencia, en nuestra vida moral y espiritual, no solo ejemplar, sino también físico, que vamos a dejar aparte.

Y entonces yo digo: si hasta ese momento, la Cruz, a la que tiende toda la vida redentora y corredentora de Jesús y de María, no hay en realidad Espíritu Santo que pueda entregarse, no hay gracia que pedir ni dispensar, hasta este momento la maternidad espiritual no está terminada. La gestación de Jesús duró, así, nueve meses, pero la nuestra, unos treinta y tres años.

Y desde la Cruz, en el pasaje con el que hoy estoy mareándoos, Jesús no hace a María madre nuestra, de golpe, sino que proclama al mundo que lo que comenzó en la Anunciación y culmina en estos dolores de parto [2] ha hecho, ya, de ella nuestra madre espiritual. ¡Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo!

HABÉIS DE FIJAROS: LA CRUZ,  por decirlo así, está en el  hágase de la Anunciación, porque ella conoce los dolores futuros de Él y de ella y porque los acepta. El hágase está entre sus manos al pie de la Cruz, porque ¿qué otra cosa sino fidelidad y aceptación es María al pie de la Cruz? Así que la Cruz está en el hágase, y el hágase está en la Cruz. «El nombre del amor, en el tiempo, es fidelidad» [3], o acaso fidelidad sea sinónimo de María.

Y HEMOS DE TENER CLARO que María empezó en un momento determinado a ser madre nuestra, a partir de ahí desplegó incesantemente eso –porque toda su vida fue cooperación con Jesús, y eso es corredimirnos-, bajo la Cruz aquello maduró del todo, y desde entonces no cesa, no cesa, no cesa, hasta que en el ultimo Día termine todo porque Todo empiece.

MIENTRAS TANTO TÚ, HIJO que sufres, «aquí tienes a tu madre». Aquí la tienes tú, hijo sin trabajo. Y tú, que perdiste la novia, o las piernas, o la paz. Te pido muy por favor que sepas y entiendas que ese dolor tuyo, y el de ayer y el de mañana, más le duele a tu madre de lo alto que a ti. ¡Pídele! ¡Dale las gracias!

Y, siempre, ora como oró ella: el sí o el no: «Hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,28). Tu criterio, Madre, que es, Señor, tu criterio, ha de prevalecer. Es que tú, hijo de María, sabes lo que quieres; Dios sabe lo que te conviene. Y tienes que dejar a Dios ser Dios.

PROPÓSITO.- Con la ayuda del Espíritu Santo, me esforzaré por avivar en mí mi conciencia de hijo de Santa María, confiando en que ella vela continuamente por mí, en que intercede ante Dios infaliblemente, en que me entrega cualquier gracia que Dios me concede. Pondré una marca mariana en todas mis oraciones, y por último, aceptaré que una madre sabe más, y que me da lo mejor aunque me diera lo contrario de lo que le pido.

ORACIÓN.- Trinidad Augusta, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te doy infinitas gracias por el don infinito de la madre María, que el Verbo humanado declaró en la Cruz que compartiría conmigo. Ella es la que mejor desea servir, porque es la más santa; ella es la que mejor puede interceder, y jamás se perdió una sílaba que a ella se le dirigiera; ella es la que en mejor condiciones está de dispensar las gracias divinas, justamente porque es la más cercana a su Fuente. Te pido con el más alto fervor que el Espíritu me dirija, a través de personas indicadas y lecturas, para que poco a poco vaya apreciando y aprovechando más esta maternidad de María que debe conducirme a la santidad.


 [1] «María, por así decir, “se sentía como en casa” en la Palabra de Dios, vivía de la Palabra de Dios, estaba impregnada de la Palabra de Dios. En efecto, hablaba con palabras de Dios, pensaba con palabras de Dios; sus pensamientos eran los pensamientos de Dios; sus palabras eran las palabras de Dios. Estaba invadida de la luz divina; por eso era tan espléndida, tan buena; por eso irradiaba amor y bondad. María vivía de la Palabra de Dios; estaba impregnada de la Palabra de Dios. Al estar inmersa en la Palabra de Dios, al tener tanta familiaridad con la Palabra de Dios, recibía también la luz interior de la sabiduría. Quien piensa con Dios piensa bien; y quien habla con Dios habla bien, tiene criterios de juicio válidos para todas las cosas del mundo; se hace sabio, prudente y al mismo tiempo bueno; también se hace fuerte y valiente, con la fuerza de Dios, que resiste al mal y promueve el bien en el mundo» (Benedicto XVI, homilía, solemnidad de la Asunción de 2005). 

[2] Concilio Vaticano II, constitución dogmática Lumen gentium, 53.

[3] Hay que fijarse bien en otra cosa. De los dos partos de María, el parto de Dios fue indoloro, porque fue un parto virginal. En cambio, para dar a luz a los pobres hombres, la Señora experimentó unos dolores que hay que llamar, sin duda, inimaginables.

[3] Congregación para el Clero, El presbítero, maestro de la palabra, ministro de los sacramentos y guía de la comunidad, ante el tercer milenio cristiano (1999), presentación.


Os recuerdo que también podéis leer la novena a la Inmaculada del año pasado. En la nube de etiquetas de la derecha, una dice precisamente: novena a la Inmaculada.


Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Carmina Vaca Pérez permalink
    8 diciembre 2014 20:26

    ¡Qué rarito me parece, que no he recibido la novena a la Inmaculada ni el día 7 ni el 8! ¿Me habré equivocado en algo? Quisiera seguir recibiendo todo lo que escriba, que me encanta; y sé que me cuesta un Rosario bien rezado. Gracias.

    Me gusta

  2. 8 diciembre 2014 21:44

    Ha habido dificultades por ocupaciones; pero yo continúo en el empeño. Espere noticias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: