Skip to content

NOVENA A LA INMACULADA EN 2014: DÍA 3.º: LA VISITACIÓN A ISABEL Y EL «MAGNIFICAT»

2 diciembre 2014


         Recuerdo a vuesas mercedes que regalo a quien me las pida las obras marianas de San Luis María Grignion de Montfort. Será en pdf, en audio (solo elTratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen) o, cobrando solamente los gastos de envío, en papel.


 Me alegraría que esta novena sirviera a los muchísimos que yo sé que, con todo entusiasmo, vais a consagraros, o renovar vuestra consagración, a la Santísima Virgen (yo incluido). Más me agradaría que muchos se ilusionasen por hacer la consagración después del tiempo de treinta y tres días de preparación que pidió S. Luis María y que pide, en Medjugorje, en nuestros días la Santísima Virgen. Para tener más conocimiento de ello están los libros que os ofrezco. 

Día 3.º (2 de diciembre)


Lc 1,39-56: visita de María a Isabel y Magnificat 

En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo;
y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?
Porque, apenas ha llegado a mis oídos la voz de tu saludo, ha saltado de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»
Y dijo María:

«Engrandece mi alma al Señor,
y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador:
porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava;

por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,
porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso,

Santo es su nombre,
y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen.
Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón.
Derribó a los potentados de sus tronos

y ensalzó a los humildes.
A los hambrientos los colmó de bienes,

y a los ricos los despidió vacíos.
Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia
como había prometido a nuestros padres,

en favor de Abrahán y su linaje por los siglos.»
María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.


MARÍA FUE «CON PRONTITUD». Constituida toda una madre de Dios, no se sienta a asombrarse de una tal grandeza, ni se va al Templo a hacer un mesecito de ejercicios espirituales. Es asombroso ver cómo, a pesar del pasmo que la dejaría más que temblando, adopta la actitud que le es tan propia. Ella es madre de Dios, pero ¡ah!, hay una anciana en el sexto mes y eso supone dificultades, a las cuales difícilmente podrá atender Zacarías. Y María está llena del Espíritu Santo, llena de gracia (Lc 1,28), y de nuevo la ha visitado para colocarle dentro al Niño-Dios, y, como dirá San Ambrosio, «la gracia del Espíritu Santo no admite lentitud» [1].


Y CÁTATELA TRISCANDO CON EL BURRICO
para Ain-Karín. Pero ¿iba sola? Desde luego, dejemos de hacernos líos sobre cómo quedaba ante José, cómo quedaría cuando volviese con vientre de seis meses… Para empezar, hay representaciones o tradiciones que la presentan viajando con José…, que, así pues, estaba al tanto del augusto milagro. Desde luego, yo me niego a aceptar eso de «la duda de José» («¿me habrá engañado María?»). Me niego en redondo, y tengo razón. Si ya la sola sospecha de María pecando, ¡y pecando en lo que ella tenía su compromiso especial!, es inadmisible, no digamos para José, que la conocía tan bien. En todo caso, tuvo que haber dudas –hasta que ella le diera, hay que suponer, una pronta explicación-, no por decir «¿habrá pecado?», sino por decir: «¿qué misterio grandísimo hay aquí?» Para mí, admitir una duda de José sobre María puede ser pecar contra uno y otra.


Y «EN CUANTO OYÓ ISABEL EL SALUDO DE MARÍA, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo». El Espíritu Santo –que «no admite lentitud»- es un viento imbatible en todo esto; ahora lo tenemos en Juan, en Isabel, en seguida de nuevo en labios de María…

Y esto tiene María: en cuanto se acerca, algo se nos remueve dentro por obra del Espíritu, porque ella es… María. Y cuando viene María, siempre Alguien más viene con María: ese Alguien que se llama Dios el Padre, Dios el Hijo se llama y se llama Dios el Espíritu Santo.


EXISTE UN DATO QUE NO DEBE PASARNOS DESAPERCIBIDO. María se refiere a sí misma en solo dos ocasiones en la Escritura. En las dos lo hace llamándose esclava, y prefiriendo este término a su nombre. «He aquí la esclava del Señor» (Lc 1,28), «ha puesto los ojos en la humildad de su esclava» (Lc 1,48). Pudo usar un título relacionado con la maternidad, o con la virginidad que para ella era tan extraordinariamente importante, o muchos más. Ahí queda el dato. No olvidemos tampoco el estremecedor himno de San Pablo, que no parece ser de San Pablo, sino, seguramente, de la liturgia incipiente: Jesucristo, «siendo de condición divina, no consideró como presa codiciable el ser igual a Dios, sino que se anonadó a sí mismo, tomando la forma de esclavo»;  y lo serio es que eso empieza: «Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús, el cual, siendo de condición divina…» Entre otras más referencias que podrían hacerse, tenemos: «Sed esclavos unos de otros por amor» (Gál 5,13).

Ser esclavos de María es un «camino fácil, corto, perfecto y seguro para llegar a la unión con Dios» [2]. «¡Ah, Señor, yo soy tu siervo, tu siervo soy, el hijo de tu esclava! Tú has soltado mis cadenas» (Sl 116 (114) 16). Hacerse esclavo de quien alcanzó la máxima santidad después de Dios por el camino de esa esclavitud que digo que tanto amó es, sencillamente, la mayor garantía. Pero, si ella no fuese esclava, consagrarnos a ella como esclavos sería una pura idolatría.

La Esclavitud Mariana no es obligatoria para nadie. Pero todos los que saben de literatura leen a Cervantes.


[1] S. Ambrosio, Exposición del Evangelio según San Lucas, II, 19: Patrologia latina, vol. 15, col. 1560.

[2] San Luis María Grignion de Montfort, Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen, n.º 152, y desarrollado en los núms. 152 a 168.


Os recuerdo que también podéis leer la novena a la Inmaculada del año pasado. En la nube de etiquetas de la derecha, una dice precisamente: novena a la Inmaculada.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

Página de Miguel Vega Manrique

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: