Skip to content

NOVENA A LA INMACULADA EN 2014: DÍA 4.º: NACIMIENTO DE JESÚS Y ADORACIÓN DE LOS PASTORES

2 diciembre 2014


         Recuerdo a vuesas mercedes que regalo a quien me las pida las obras marianas de San Luis María Grignion de Montfort. Será en pdf, en audio (solo elTratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen)o, cobrando solamente los gastos de envío, en papel.


 Me alegraría que esta novena sirviera a los muchísimos que yo sé que, con todo entusiasmo, vais a consagraros, o renovar vuestra consagración, a la Santísima Virgen (yo incluido). Más me agradaría que muchos se ilusionasen por hacer la consagración después del tiempo de treinta y tres días de preparación que pidió S. Luis María y que pide, en Medjugorje, en nuestros días la Santísima Virgen. Para tener más conocimiento de ello están los libros que os ofrezco. 


Día 4.º (3 de diciembre)


Nacimiento de Jesús y adoración de los pastores 

Y aconteció en aquellos días que salió un edicto de César Augusto, para que se hiciera un censo de todo el mundo habitado. Este fue el primer censo que se realizó siendo Quirino gobernador de Siria. Y todos se dirigían a inscribirse en el censo, cada uno a su ciudad.  Y también José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y de la familia de David, para inscribirse junto con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que mientras estaban ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito; le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

Había unos pastores por aquellos contornos, que dormían al raso cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche. Y un ángel del Señor se les presentó, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: «No temáis, porque he aquí que os traigo una alegría, que lo será para todo el pueblo: hoy os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo, el Señor.  Y esto os servirá de señal: hallaréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.  Y de repente apareció con el ángel una multitud de los ejércitos celestiales, alabando a Dios y diciendo: «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace».

Y aconteció que cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, que el Señor nos ha hecho saber».  Fueron a toda prisa, y hallaron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre.  Y cuando lo vieron, reconocieron lo que se les había dicho acerca de este niño.  Y todos los que lo oyeron se maravillaron de las cosas que les dijeron los pastores. María guardaba todas estas cosas, ponderándolas en su corazón. Y los pastores se volvieron, glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, tal como se les había dicho.


¿QUIÉN ES EL QUE HA NACIDO? «Un salvador, que es Cristo, el Señor.» Se acerca la Navidad, y bueno es tomar conciencia de que Este que viene viene para mí, viene porque lo necesito radicalmente y viene a traerme, con su sangre gritadora de amores (pensad ya en la sangre futura, que es el centro de tanta alegría), la salvación y el descanso en el Padre. Por el camino dejará la vida, pero lo hará contento porque lo hará por mí. A Él, «no le llegó la muerte por haber nacido, sino que tomó sobre sí el nacimiento a causa de la muerte» [1].

No hagáis de Dios un muñequito… «Si conocieses el don de Dios,…» (Jn 4,10). No veáis, pues, edulcoradamente al Que viene. Él no es cualquier cosa, y todo es en Él (cfr. Col 1,17). El Que viene es el Que yo, mi vida, mi muerte, mis amores, mi trabajo, mi vida familiar, mi debilidad están radicalmente necesitando. Algo dentro no cesa jamás de sonarme, diciendo con hambres vivas un rumor como «Ven, Señor Jesús» (Ap 22,20).

COMO SUCEDERÁ ANTE EL ACONTECIMIENTO CUMBRE DE LA RESURRECCIÓN, Él podía aparecerse a los grandes y a los enemigos y al mundo todo, y se aparece a un puñado de testigos, porque quiere que la fuerza de su verdad se acoja en libertad (aquí nos lo explica J. Ratzinger-Benedicto XVI). El privilegio de primeros testigos es para los que no cuentan, hoy los pastores –uno de los grupos peor considerados-, y en la mañana de la Resurrección, la Magdalena [2].

No entiende la Navidad quien no entrevé la humillación infinita que supone el hecho de que una Persona divina se añada la humanidad a la divinidad. Mirad a los pastores, y la señal que reciben de que ha nacido «un salvador, que es el Cristo, el Señor» (Lc 2,11), esto es: el que salva, el Ungido-Mesías-Rey davídico-Esperado-Profeta, el ¡Dios! Porque Señor, en la Biblia, es siempre, e inequívocamente, Dios. Pues ahí lo tenéis: precipitado en debilidad que necesita pañales y no tiene ni para cuna, así que lo ponen donde el ganado. Hacemos muchas idealizaciones, señores, pero en Belén hacía frío, en Belén se carecía de casi todo, en Belén olía a excrementos…, y en Belén montaba guardia el divino Bebé.

Decía Benedicto XVI (o el card. Ratzinger) que en Dios hay como dos grandezas. Una es la de la omnipotencia, y con ella puede crear el cosmos, mantenerlo, y la acompaña de la omnisciencia por la que lo sabe todo… Alguien dijo que, siendo Dios, crear el mundo era un juego de niños. Esta grandeza es aquella cuya impresión nos anonadaría si la viésemos.

La segunda grandeza viene cuando este Omnipotente, Omnisciente, Eterno, etc. condesciende a hacerse Hombre. Y se pone la carne del hombre y su sangre, sus pantalones y sus pecados. Y termina como termina, que luego, en tres días, es un nuevo comienzo. Como dice Benedicto, es esta grandeza inversa [3], precisamente por inversa, tan suprema, tan enorme, que precisamente es la que nosotros no podemos ver. Lo que vemos nosotros es lo que triunfa, lo que posee, lo que se impone. Lo grande es el boxeador que gana, y del que pierde, se pierde la memoria. Lo grande para nosotros es el imperio romano, y no esa Judea donde, mire usted por dónde, Dios recompuso la vida.

EN CUANTO A LAS PALABRAS «María guardaba todas estas cosas, ponderándolas en su corazón» (Lc 2,19), tenéis mucho en este blog. Puede el curioso olisquear las pp. 99-105 de Fundamentos dogmáticos de la devoción al Corazón de María, en la obra del P. Joaquín María Alonso, o María y la “rumia” de la Palabra de Dios en Lc 2,19.51.

Una mujer le gritó a Jesús, con una sana envidia evidente: «¡Dichoso el vientre que te crió y los pechos que te amamantaron! Pero él replicó: “Bienaventurados más bien los que escuchan la palabra de Dios y la guardan”» (Lc 11,27-28). Otra vez me le dicen: «”Mira, tu madre y tus hermanos están ahí fuera intentando hablar contigo”. Pero él respondió al que se lo decía: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?” Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre”» (Mt 12,47-50). Parecen ser –como los han llamado- evangelios antimarianos; pero es evidente: la primera que «escucha la palabra de Dios y la guarda», y la primera que hace la voluntad del Padre, es María. Jesús no reprime el elogio: lo reorienta por los caminos verdaderos que su madre merece; lo coloca en la órbita pertinente; lo multiplica. Porque manifiesta a las claras que prefiere la santidad de su madre a la maternidad de su madre. Lo espiritual es siempre superior a lo temporal. ¡María es más grande por ser santa que por ser madre de Dios (oh novena a la Inmaculada)!Y mirad: en lo de ser madre de Dios –según la carne-, ni vosotras ni nosotros podemos imitarla. En lo otro, sí. Oíd la Palabra y guardadla como María, y seréis… «lo sembrado en buena tierra» (Mt 13,23): «el que oye la palabra y la entiende, y fructifica y produce el ciento, o el sesenta, o el treinta» (ibíd.). Y seréis, según decía Jesús, «bienaventurados», y seréis «hermanos, hermanas»… y «madres» del Hijo de Dios.

Repito lo que he dicho: seréis la Virgen María. San Gregorio Nacianceno nos exhorta a conservar la virginidad de la vida nueva «para que podáis convertiros en madres de Cristo» [4]. Y San Ambrosio recomienda: «Haz la voluntad de Dios para ser madre de Cristo» [5].


[1] S. Gregorio de Nisa,  Oratio catechetica magna, 32.

[2] María Magdalena es la primera testigo de la Resurrección, cuando el desprecio de la mujer en Israel era tan grande, que el testimonio de una mujer no valía en un juicio. Tampoco el de los pastores.

[3] Estoy poniendo palabras propias a las genialidades de Benedicto XVI.

[4] Or 38,1. Cit. por Eloy Bueno de la Fuente, Los cuatro senos de la Palabra: el diálogo que se hace acontecimiento histórico, “Ephemerides Mariologicae” 61 (2011) 321.

[5] In Luc com. 10, 14.25. Cit. ibíd.


Os recuerdo que también podéis leer la novena a la Inmaculada del año pasado. En la nube de etiquetas de la derecha, una dice precisamente: novena a la Inmaculada.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: