Skip to content

IRAK, SIRIA: LAS FOTOS MÁS TERRIBLES QUE HE VISTO EN MI VIDA

26 noviembre 2014

Algunos me llamaréis apocalíptico de mal gusto. Si el buen gusto consiste en ignorar el apocalipsis que cercena cabezas o las pone en parrillas, y por consecuencia de la ignorancia, no rezar y no hacer, entonces soy, con orgullo, un apocalíptico de mal gusto. Ahí van esas fotos, derechas como dardos a interpelar conciencias. Y yo no necesito ni hablar.

Anotación.- Se me ha advertido que unas fotos no eran de este enfrentamiento. Las puse por un error al navegar en la red, las di por buenas por falta de rigor, y ahora, simplemente, las retiro.

 

Atención, ahora, al siguiente dato: unos misioneros (del Instituto del Verbo Encarnado), que manifestaron su propósito de quedarse allí mientras hubiera un solo cristiano, tienen un blog que os invito a visitar y acaso también a suscribiros. Pinchad en el nombre, porque se titula Amigos de Irak.

Allí encontraréis toda clase de información… y de santidad. Os pedirán vuestra oración  (Regina martyrum, ora pro eis!) y, también, vuestra colaboración económica, que ojalá que todos hagamos en la medida de nuestras posibilidades.

Anuncios
19 comentarios leave one →
  1. Mario permalink
    27 noviembre 2014 11:15

    Soy católico y, por ello, creo que la verdad es importante y debe ser dicha. En la serie de fotos que muestra usted, la que ocupa el número 14 pertenece a las que en su día se publicaron en la prensa mundial sobre las torturas que infligieron marines de Estados Unidos a prisioneros de guerra durante la intervención de este país en Irak. Puede verse en las fotos cómo los torturadores portan el uniforme de marine.

    Las fotos que ocupan el lugar 2 (mujer con crucifijo en la boca), 3 (hombre siendo quemado), 8 (niño con navaja en el cuello), 10 (cadáveres con imagen de Jesucristo), 13 (niño siendo amenazado con fusiles) y 24 (niña encadenada) entre otras son más que sospechosas de montaje. Me pregunto quién tiene interés en propagar algo así para demonizar a quién. Tal vez pueda usted contestarlo.

    Dice el evangelio: “No juzguéis y no seréis juzgados” y “La verdad os hará libres”. En cualquier caso, cualquiera sabe que si una cuestión es controvertida debe escucharse a las dos partes y examinarse objetivamente las pruebas. Lo que usted presenta no alcanza esa categoría.

    Sinceramente espero que en sus “perlas para mis amigos” que vengo recibiendo en mi e-mail puntualmente publique íntegramente este comentario, ya que no por hacerlo creo que me vaya a apartar de su magisterio.

    Una última cosa: ¿por qué, cuando uno pincha vínculos de su blog y se adentra en su contenido, como por ejemplo para dejar este comentario, aparecen términos en inglés y vínculos con páginas de los Estados Unidos? ¿Hace usted su blog desde este país? ¿Es usted realmente sacerdote?

    Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • molinadaza permalink
      27 noviembre 2014 15:02

      Le contesto por el final.

      Es realmente sacerdote. De ello doy fe. Y afincado en España.

      Del resto. Aquí no he visto juicio alguno. Ya se encargará el Señor de dar a cada cual según corresponda. Se muestra una realidad, amarga y dura. No hay duda, se están asesinando seres humanos por su condición religiosa, por ser cristianos, sin más. No hay mayor verdad en esta situación que esa.
      No creo que debamos escuchar a la parte que asesina y mata. Lo siento, pero no hay justificación para ello. Como católico, debería saberlo.

      Quienes están cometiendo estas torturas y matanzas son terroristas, han invadido un país por la fuerza, Irak, y no se detendrán ante nada. Al frente están ciertos fundamentalistas islámicos, a los que su dios promete el edén por matar infieles. Y esta es la justificación que tienen para cometer estos asesinatos.

      Desde mi corazón, están perdonados y rezo a mi Señor, que es infinita misericordia, para que se arrepientan, aunque sea en el último segundo, y alcancen la salvación. No les deseo mal alguno. Y rezo, entre lágrimas, por mis hermanos torturados.

      Los muertos por su fe son mártires y ya gozarán del descanso eterno. Pero nosotros no debemos callar estas barbaridades. El mundo debe conocerlas, porque, como vd. dice, “la verdad nos hará libres”.

      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

    • molinadaza permalink
      27 noviembre 2014 15:36

      Hay muchos artículos sobre el tema. Quizá este le resulte interesante:

      http://www.cristianodigital.net/estado-islamico-declara-abierta-caceria-contra-cristianos-ordena-matarlos-de-cualquier-manera/

      Me gusta

  2. 27 noviembre 2014 12:23

    Amigo Mario: Con los datos que usted me da, solo he podido borrar la foto de los marines. Respecto a las demás, no puedo, toda vez que el único fundamento es una conjetura de usted.

    Y en cuanto al resto de sus fabulaciones sobre mí, no le digo nada.

    Me gusta

  3. Molinadaza permalink
    28 noviembre 2014 13:27

    Te voy a dar mi opinión.

    Aunque las imágenes deben llenarnos de dolor (son seres humanos los torturados, nuestros hermanos), no es menos cierto que ya estábamos advertidos. El mismo Jesucristo nos lo dijo. Por lo tanto, no debe extrañarnos. Estos ataques irán en aumento y debemos estar preparados.

    Estamos llegando a los últimos tiempos. No me malinterpretéis, no sé cuándo será, pero los signos de los tiempos lo dejan claro. Aún falta, solo Dios sabe cuánto queda, ¿1, 10, 20 años? ¿Qué más da? Pero eso sí, nos acercamos. Por eso satanás ataca con fuerza, está sacando todas sus cartas (las últimas) para hacer el mayor daño posible.

    ¿Qué podemos hacer? Lo primero, rezar. Rezar mucho, rezar con el corazón. Sentir solo amor, incluso por aquellos que torturan y matan. También son víctimas, de sí mismos, del mundo, del demonio. Y ¡qué terrible destino les aguarda si no cambian o se arrepienten! Recemos mucho por ellos también, puesto que nuestro Señor también sufre por ellos.

    ¿Qué padre no sufre por sus hijos? Así, nuestro Dios también sufre, por los torturados y perseguidos y por sus criaturas que se rebelan, torturan y persiguen. No es eso lo que el dueño y Señor del amor tenía pensado para ellos. ¡Cómo tiene que dolerle a Jesucristo todo esto, cuánto sufre nuestro Padre con sus hijos! Por eso debe dolernos, porque al dueño de nuestro amor le duele. Amemos con pasión a nuestro Creador, para llevar consuelo a su corazón. Pidamos con amor, dolor y lágrimas por nuestros hermanos perseguidos, para que el Señor se incline a acortar todo este sin sentido. El Señor se siente profundamente conmovido ante nuestro dolor, y se inclina a concedernos todo aquello que le pedimos con amor. Es un Padre que siente una infinita ternura por sus niños, y le cuesta vernos sufrir.

    Rezar, rezar, rezar, abandonarnos a Dios y estar dispuestos, por amor, a todo lo que el Señor quiera de nosotros. Escuchar en el silencio, para poder conocer su voluntad y estar dispuestos a entregarnos por amor.

    En nuestro pequeño entorno, no permitir que esto quede sin saberse; aunque el mundo calle, nosotros debemos denunciarlo.

    Me gusta

  4. 28 noviembre 2014 15:39

    Fortaleza y solidaridad… Necesitamos todas las manos y corazones de buena voluntad, ya que los crímenes son muchos, las muertes no paran y los asesinos han perdido la conciencia.

    Me gusta

  5. Luis Sáez permalink
    28 noviembre 2014 20:38

    Esta gente nunca ha conocido a DIOS, solo son psicópatas, enfermos, que disfrutan con el dolor de sus hermanos. Su odio y su crueldad no tienen límites. Espero que algún día se arrepientan de sus delitos cometidos contra DIOS, sí, contra DIOS, y está escrito en la Biblia. Sus víctimas ya están en el cielo, disfrutando de su premio merecido y otorgado por DIOS. Está escrito en la Biblia: “El que pierda su vida por mi causa la encontrará”. Algo tendrán que hacer las autoridades para proteger a estos hermanos, que cuentan con mi oración permanente.

    Párese, Mario, que usted no ve noticias de ejecuciones dirigidas contra los norteamericanos, los ingleses. La verdad no puede esconderse, está escrito en la Biblia. Ud. no puede defender este tipo de ejecuciones por creer en Jesucristo; debemos defender la libertad religiosa de las personas; tu libertad termina donde comienza la mía, ¿no le parece? ¿O es mucho pedir?

    Me gusta

  6. Mario permalink
    29 noviembre 2014 14:25

    Luis, ¿quién siendo cristiano puede defender una ejecución, aun de un culpable confeso? Pero acusar sin pruebas no creo que sea muy católico. Aun cuando se demostrara que las fotos no son más que montajes, algo sencillo en la era de los ordenadores, no se preocupe, si algo no falta en este mundo son crímenes y criminales, por lo que no hace falta embarcarse en operaciones dudosas. ¿No le parece? Sinceramente, no creo que ninguna persona de buena voluntad, sea de la ideología que sea, y aun sin ella, maltrate niños o decapite a otros por pensar diferente.

    Saludos

    Me gusta

  7. Mario permalink
    29 noviembre 2014 14:34

    Amigo Miguel, gracias por borrar las fotos de los marines. Alguien podría pensar que el régimen de los Estados Unidos es un régimen criminal que prodiga la tortura a inocentes.

    Respecto a mis conjeturas sobre el posible montaje de algunas fotos, son suficientes para crear una duda razonable y siguiendo el principio in dubio pro reo, debería usted quitarlas también. Como sabrá, se presume la inocencia, no la culpabilidad, y la opinión que por ahora mantiene sobre estas fotos a las que he aludido no deja de ser también de tipo conjetural.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

    • 29 noviembre 2014 22:30

      La primera observación parece desencaminada, porque solo cambia el momento. Es usted quien dijo (día 27) que la foto hoy retirada pertenece a “las torturas que infligieron marines de Estados Unidos a prisioneros de guerra durante la intervención de este país en Irak”.

      Por lo demás, centra usted bien el tema.

      a) La conjetura: ¿es normativa la mía? ¿Lo es la suya? ¿Hemos de escuchar a todos los hombres? ¿Por qué razón usted dictamina una serie de números, referida a fotos, que deben desaparecer por sospechosas de montaje, sin explicarnos mínimamente dónde ve usted los fundamentos de la sospecha? Mire: yo tengo un principio: donde es posible una prueba, no tienen ningún derecho mil conjeturas. Y yo tengo, si no una prueba cabal, sí un fundamento, que considero suficiente, en las fuentes informáticas que he consultado.

      b) “In dubio pro reo”. Aquí tenemos ya tres elementos: la conjetura, la duda y el reo. De la conjetura, he dicho que no vale. De la duda, que yo sé de dónde he tomado las fotos. Así pues, la duda que haya es limitada. Por el contrario, el asunto en cuestión, extremadamente grave. Quizá hay que hacer una opción entre dos reos existentes: los agresores en las fotos de que usted recela son reos porque podrían (no hay pruebas) no ser agresores; las minorías religiosas de Iraq, en cambio, son un reo colectivo mucho más grande, mucho más gravemente tratado por motivos mucho más injustos. Y esto, señor mío, no podrá decir que es un montaje; sino un episodio para recogerlo en el libro de los episodios más tristes de la historia.

      Y además, casi pienso que da igual. Si las fotos que usted recusa son montajes, quedan todas las demás para decirme la verdad de lo que está pasando, y quién sabe si a dos quilómetros de donde preparaban el montaje no estaban haciendo otros algo idéntico o similar, pero con parrilla efectiva.

      Más le digo: “in dubio pro reo”. Pero usted olvida que existe también el derecho de guerra. Quede apuntado sin más.

      Me gusta

      • 29 noviembre 2014 23:02

        Olvidaba una cosa: ¿De dónde le viene a usted tanto interés en este asunto?

        Pero, claro está, tiene usted tanto derecho a no contestar como yo, que no le contesté cuando me hizo pareja pregunta el día 27.

        Me gusta

  8. 1 diciembre 2014 20:54

    Hoy me acaban de mandar este vídeo de lo mismo, también terrible, con un enlace para firmar:




    Han procurado tapar las escenas más fuertes, aunque uno se las imagina.

    Me gusta

  9. 1 diciembre 2014 23:02

    Tengo dicho -en el primer artículo sobre el conflicto en Iraq- que no sé qué pensar del complejo fenómeno musulmán. Sin embargo, algunas ideas, un poco confusas, las tengo. A condición de que tengáis presente que no las tengo claras, y a condición también de que tengáis claro que esto que dice un sacerdote podría contradecirlo, con toda libertad, el sacerdote de al lado, hoy quiero anotar algo de lo que apunta por mis sesos.

    La Biblia nos ordena benevolencia con el extranjero que vive entre nosotros: “No maltratarás ni oprimirás al extranjero, pues extranjeros fuisteis vosotros en el país de Egipto” (Éx 22,21).

    Creo que la Biblia no está reñida con el sentido común. En principio, el extranjero lo es porque, por su pobreza, tuvo que emigrar. Pero ¿qué ocurre si descubrimos que no fue así? ¿Qué ocurre si descubrimos que, sin saberlo casi todos, venían a reconquistar y a hacer la guerra?

    Hoy va saliendo a la superficie que esa, probablemente, fue la intención de sus dirigentes cuando -yo ignoro los detalles-, en el decenio de 1990 o un poco antes, empezaron a encaminarlos a Europa y, muy especialmente, a “su” Al-Ándalus, su mayor herida. Yo he oído contar -y cada uno sabrá si lo cree- que un dirigente islámico proclamó que “iban a reconquistar Al-Ándalus usando como única arma la vagina de la mujer”. Y es un ejemplo entre mil que habrá.

    “Usando como única arma la vagina de la mujer”. Era inevitable. Un Occidente gravemente enfermo, débil hasta la entronización de la sodomía, que demográficamente iba camino del desastre, que en mi Cataluña natal creo recordar que no alcanzaba los dos hijos por matrimonio -yo, a esas cosas de las “parejas” y demás, que son hijas de la enfermedad justa de que nos vienen estos males, no les reconozco existencia a poco que pueda-; dos hijos por matrimonio, es decir, la tasa mínima de repoblación. Era cuestión de venir por pobreza y trabajo…, y dejar pasar el tiempo, teniendo quizá cinco hijos en el lapso en que los débiles tenían uno. Y así se ve el sentido de la vagina como arma. Si las cosas siguen como están, no necesitarán un tiro. ¿Habéis visto el vídeo de Clara? ¿Los habéis visto EN ACCIÓN, YA, EN ESPAÑA?

    ¿O acaso sí usarán las armas? ¿Tendremos dentro de seis meses otro artículo como este, con una serie equivalente de fotos?

    Es evidente que esto no es racismo. Cuando los españoles corten cabezas de niñas, arremeteré contra los españoles. Si se me invoca que se lo dicta su religión, a voz en cuello grito que la seña de la religión verdadera es la de ser la más humana, y que quien corta cabezas de niñas es una indudable, indudabilísima presencia del diablo.

    Acabaron, desde hace ¿dos meses?, cuando empezó lo de Siria e Iraq, los tiempos del papanatismo. Si, para este cura, el musulmán era un señor que había venido a trabajar, a partir de ahora, el musulmán es alguien que, cuando pasa, le hace cambiarse de acera.
    Dime tus hechos, y te diré un adjetivo.

    Sigo manteniendo, hasta la muerte, el principio del perdón. Pero no me gusta que me corten la cabeza. Y recordaré a Benedicto XVI cuando nos dijo con toda claridad que “el perdón no es incompatible con la justicia”. Quede claro: auténtico perdón, y el odio mata a dos; quede claro: auténtica justicia, ni poco más ni poco menos. De momento, la justicia, me parece a mí, tendría que limitarse a la defensa.

    Una cosa me parece bien clara. U Occidente -que enfermó progresivamente, hasta hacerse el enteco que hoy es, desde que empezó a buscar a Dios en otros dioses- despierta y vuelve a ser algo parecido a un hombre -con pantalones, con cremallera y con criterio-, o esta turbamulta se nos come.

    Ahora bien, lamentablemente, parece que es un poco tarde ya para decirlo.

    Tendrán que venir los yanquis. Los yanquis, y yo qué sé qué más.

    Me gusta

    • 2 diciembre 2014 11:08

      Pagan justos por pecadores. Ayer cometí un error. De un modo inexpreso, parece que arremetí contra todos los musulmanes. El problema -siguiendo con el ejemplo que apuntaba- es que, cuando yo vea al musulmán, seguramente tendré que cambiar de acera, no porque sea terrorista, sino porque ignoro si lo es. Ayer cometí un error; pero ¿se ve claro que la culpa es de los cortadores de cabezas?

      Tengo a mano el “Diccionario enciclopédico de las sectas” de Manuel Guerra, de solvencia mundialmente reconocida. En él, bajo la voz “sunní”, se nos informa de que los sunitas (también llamados “chiítas”) son el 10 % de los musulmanes, lo cual equivale a decir 100.000.000. Estos son el problema. Pero un problema cuyos hijos están ahora mismo jugando con los tuyos. Estos son los de la “yihad”. Nos dice Guerra:

      “Además de los cinco pilares o deberes de los sunníes, los chiíes tienen el sexto: la “jihad” = “guerra santa”. La consideran la piedra angular del edificio islámico. La dividen en: a) mayor o la entablada contra el enemigo interior (ascesis, proceso de pefeccionamiento) y b) menor o guerra contra los enemigos exteriores, los infieles, los no musulmanes. Según los fundamentalistas musulmanes, también contra los gobernantes que no tratan de imponer la “sharia” o la regulación de todos los aspectos socio-político-religiosos por el Corán y la tradición” (Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 1998, 861-862).

      Me gusta

  10. La Verdad permalink
    7 marzo 2015 19:25

    Ninguno de esos mártires es católico. Son cristianos evangélicos; ¿quién puede creer que la secta inquisidora que asesinó a miles de cristianos evangélicos durante la Edad Media pueda dar hoy su vida por un Cristo de quien siempre ha sido enemiga? Ningún católico da su vida por Cristo. El tal papa de Roma es el Dios católico, y solo posa sonriente para las fotos, o se hace el que llora para seguir engañando a multitudes de ignorantes que nunca leen la Biblia.

    Me gusta

  11. 9 marzo 2015 18:43

    Partiendo del hecho de que el o la insultante se intitula nada menos que “La Verdad”, tenemos unos cuantos puntos en que reflexionar.

    Vivo persuadido que donde puede tener lugar una prueba, no caben mil conjeturas. En tales casos, ya que se puede, la verdad no se asienta: se prueba. Por lo mismo, no me cabe la menor duda de que “La Verdad” –“genua flectamur”- conoce a todos esos iraquíes mártires, tan evangélicos ellos, y desayunaba con ellos todas las mañanas, y conocía qué tiempo dedicaban a la Biblia mientras nosotros hacíamos “sudokus”. La verdad, en otro caso, no habría pontificado con tanta seguridad.

    Son cristianos evangélicos porque “La Verdad” lo es. Examinemos el argumento que pretende que nos traguemos.

    – Es una pura conjetura: como a él le parece imposible que los malos mueran mártires, y como a él le parece que los católicos son malos, se cae de su peso que los católicos no mueren mártires por imposibilidad metafísica de pizarra.

    – Pero los hechos no se asientan: se prueban. Y yo tengo que decir:

    a) que lo de “secta” había que razonarlo; pero si hay algo que no se dice razonando, es el puro insulto;

    b) durante la Edad Media, como no había habido Cisma de Occidente, no se puede hablar de evangélicos y católicos: había católicos y ortodoxos; la verdad sabe historia, y no habla de evangélicos en la Edad Media, y menos, asesinaditos por los Malos de (hoy) Francisco;

    c) en cuanto a que siempre hemos sido enemigos de Cristo, es el insulto más grande y falso que me han dirigido en mi vida, y me produce –cuestión de honor- tal indignación y coraje, que no lo comento; pero dejadme añadir que lo perdono.

    Sobre que “ningún católico da la vida por Cristo”, es una falsedad tan obvia y tan gruesa, que se da de bruces con la historia y deja a “La Verdad” a la altura del embuste descarado.

    “El tal papa de Roma” no puede ser el Dios católico, desde el momento mismo en que un día sí y otro también, lo vemos rezando a un Dios; ni sé qué mal hay en posar sonriente para las fotos, que para mí es un fastidio.

    Poniendo siempre el prejuicio por delante de la verdad, “La Verdad” certifica que el Papa, cuando llora, finge para engañar; pero no pasa por mis criterios. La carga de la prueba recae sobre el que afirma, no sobre el que niega, “La Verdad” afirma que el Papa engaña, y es de él de quien seguimos esperando la prueba sin la cual no le creeremos. O no haberse llamado “La Verdad”.

    Que el Papa engaña debió haber sido demostrado, o como mínimo desarrollado. En tanto no lo sea, se consume de pura inconsistencia.

    Habla “La Verdad” de “multitudes de ignorantes que nunca leen la Biblia”. Por el ambiguo redactado, se duda si son todos los católicos o muchísimos de ellos; aunque, según se las gasta el gran Oráculo, debemos de ser todos. Veamos.

    a) Si somos todos, lo mismo de antes: no cabe duda de que La Mentira nos conoce a todos, uno por uno –somos unos 800 o 1.000 millones-, y sabe de todos el dato concreto de que no leemos la Biblia. Si no, no hay manera de hacer esa negación.

    c) Si se refiere a muchos, pero no todos, entonces ha llegado el único momento en que, a mi ver, La Mentira puede haber dicho la verdad. Muchos católicos no leen la Biblia, y esto es un hecho. Y bien vergonzoso.

    El único hecho que te será anotado, desmelenado predicador de la bilis por delante y de mentiras digamos hasta que el cuerpo aguante. No resistes un análisis, eres un falsario, y, además, había obligación, por justicia, de decirlo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Luis permalink
    12 mayo 2015 18:48

    Muy lamentable la muerte de nuestros hermanos… Que, como Jesús sufrió por nosotros, ellos sufrieron por Él…, por creer en su Palabra, y ya descanzan a su lado en su reino lleno de gloria. Y Él vendrá a imponer su poder… ante cualquier persona, y castigará a los que cometido estas atrocidades.. (Y los niños ni culpa tienen).

    Me gusta

    • 16 mayo 2015 9:51

      Amigo Luis, ¿me permites una puntualización? Es sobre el Jesús que castiga. Yo entiendo por castigo una pena que se infiere a alguien para que recapacite y, cambiando de actitud, mejore. Resulta que cuando venga Jesús estos criminales estarán muertos. Y resulta que después de la muerte no hay mejora ni conversión posible. Luego no puede haber castigo. Por eso –en parte- el hombre sufre tanto en vida: para mejorar cuando aún es tiempo. Pero no veo el sentido de un castigo posmortal impuesto por Dios.

      Y Jesús sí es Juez, sí. Lo explica Joseph Ratzinger. Jesús es aquel Juez que quema los pecados en la Cruz. Que carga con ellos. Jesús es Aquel que, sabiendo que va a venir a juzgarnos en el Día, preparó de antemano la sentencia absolutoria, cuando “a vosotros, que estabais muertos por los delitos…, os vivificó con él, y perdonó gratuitamente todos nuestros delitos, al borrar el pliego de cargos que nos era adverso, y que canceló clavándolo en la cruz” (Col 2,13-14).

      Por supuesto que hay infierno. Pero van a él los que quieren, y van por su propio pie y mientras el Padre se deshace en llanto en un rincón. Jesucristo, o Dios, jamás ha mandado absolutamente a nadie al infierno. Lo que ocurre es que puede haber quienes rechacen por completo a Dios, y el calor de su amor visto después de la muerte, y ante eso no tiene nada que hacer el Dios que se ha impuesto la libertad nuestra como límite suyo.

      Nada más, Luis. Gracias por tu participación, y un abrazo en la paz del Señor Jesucristo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Balmaseda

Recuperación de la Memoria Histórica de Balmaseda

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: