Skip to content

ACCIÓN DE GRACIAS A LAURA VEGA (Y AL BIENAVENTURADO QUE ME LA PRESENTÓ)

23 marzo 2014

Francesco Petrarca es, casi seguro, el más grande de los poetas renacentistas italianos. Yo he tenido el privilegio de leer una traducción de su obra hecha al español en el propio renacimiento, reeditada hace años. La amada de Petrarca se llamaba Laura. Y la amada de Petrarca, un buen día, se le murió.

Por eso, el poeta divide su obra en dos partes: In vita di Madonna Laura e In morte di Madonna Laura.

En una provincia de la amada España vivió en los siglos XX y XXI un pecador a quien Cristo llamó al sacerdocio como quien llama a un detritus de camello. Y entre muchas penalidades que estaba pasando el indigno de autos, una era una insuperable adicción al ordenador. Esto existe, prolifera y se estudia en medicina. Es el caso que la tal adicción le causaba daños numerosos y lo inducía a dejaciones preocupantes. Nunca, gracias a Dios, dio en ver pornografía ni cosas parecidas.

En otra provincia de la España amada vivía por aquellos años un santo varón de treinta y un años que se llamaba Joni Hernández y se convirtió en el mejor amigo del detritus sin haberle visto las orejas. En esa época, los amigos se hacían con electrones.

En otra provincia de la España dolorida y amada, que se llama Madrid y es su capital, se perpetró el 11 de marzo de 2004 el atentado más sangriento de la historia de Europa. 194 cadáveres creo que fueron los que se desparramaron por los aires. Y al cumplirse el décimo aniversario, hubo múltiples actos. El adicto acudió al de su provincia. Lágrima tras lágrima, porque le hablaban de hermanos. Y leyeron los nombres de los 194: uno por uno.

Pero hete aquí que al final se pronuncia esta frase: “Y una mención especial para Laura Vega, que en el momento del accidente tenía once años y hoy tiene veintiuno y sigue en coma vegetativo”.

¿Sabéis lo que es un dardo en el corazón? Fue de dolor, fue de amor… Fue Laura Vega.

¿Laura está in vita? ¿Laura está in morte? No discutáis: yo creo que tengo la solución al final del relato.

El detritus privilegiado escribía esos días a su santo varón desorejado, Joni de lealtades inimaginadas, y le hablaba de su ciberadicción. Al final, sin saber lo que iba a ocurrir, le contó lo de Laura Vega, le contó que ese nombre se le había clavado en el alma -“si me olvido de Laura Vega, es que no tengo corazón”- y le pidió oraciones que haríamos él y yo todos los días, y un día en Lourdes.

La contestación fue una orden terminante. A partir de la Santa Misa del domingo siguiente y hasta la del siguiente posterior, yo iba a ser Laura Vega. Iba a suplantarla. Ni más ni menos. Iba a ser una mujer sacerdotisa y un sacerdote con novia. Todos mis méritos (solo hay méritos en Cristo con su Asociada) iban a ser méritos de Laura. Todas mis oraciones iba a ofrecerlas por la que, durante una semana, iba a ser (él no lo dijo así) mi Madonna Laura…

Me encantó el medio elegido. Recuerdo que le escribí, entre otras cosas, una que venía a decir: “Laura Vega, sálvame, porque yo quiero salvarte”.

El tiempo -señores- tiene, entre otras características, la de que transcurre. Escribo inmediatamente después de celebrar la Santa Misa de clausura de mi noviazgo, sin que eso obste para mis oraciones diarias por la Laura niña que los bárbaros aplastaron.

Y, entre Santa Misa y Santa Misa, la ciberadicción ha desaparecido, Madonna, por completo y por total. Y, evidentemente, eso ha empezado (desde el primer día) a manifestarse en otras muchísimas consecuencias tan benéficas, que yo no soy hombre si no escribo este artículo.

Que ha de servir -si las lágrimas me permiten terminarlo- para daros ante España las gracias, a ti, mi Madonnella Laura Vega, masacrada que salvas sin saberlo, y a ti, entrañable ceporro desorejado que me diste la orden y que -no necesito que me lo digas- tanto has rezado esta semana por mí, y tanto antes y tanto después.

Y, en fin, en la acción de gracias de la Santa Misa, he pedido, por intercesión de la Gran Madonna María, que Laura saliera de la semivida y viviera, y que después de la vida, pasara a la Vida. ¿Está Laura in vita? ¿Está in morte Laura? Es simple: en vida está quien está en amistad con el Que regala vida; los que no están con esa Vida están in morte. El coma no tiene nada que decir en esto, como no sea la evidencia natural y bíblica de que Dios está del lado de los oprimidos aunque muchas veces no podamos entender su estilo [1].

Señor poderoso, Laura Vega me ha salvado como le pedí, y yo no puedo salvarla como deseé. Lo haremos entre los Dos, a avemaría diaria.

Señor: Salva a Laura Vega, porque Laura Vega ha querido salvarme.

———————————————–

[1] Este artículo es una acción de gracias. Con todo esto que digo, no hablo en absoluto de eutanasias ni cosas que tal valgan (aclaro, si alguien no lo sabía, que nos oponemos a la eutanasia activa).

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Ignacio Jonatan Hernández López permalink
    24 marzo 2014 10:20

    La Gloria a quien la merece: ese Padre Bueno que está en lo Alto y te mima.

    Yo solo te propuse una forma de adquirir nuevos hábitos de santidad y reforzar los que se opacaran.

    Como te contesté en el c. e., dicen que el hábito no hace al monje, y yo es que no me lo termino de creer (y no hablo de vestiduras).

    Laura está incapacitada para actuar, pero su Ángel Custodio no. Imagino al Ángel de Laura intercediendo ante Dios: «¿Ves la voluntad que tiene contra los vicios? ¿Ves qué grande lo que hace en nombre de Laura? ¿De qué otra manera podría ella celebrar Misa como sacerdote? Haz realidad su propósito». No dudes que él estaba allí, elevando tus oraciones a Dios.

    Los Ángeles son buenos intercesores ante Dios y ante los hombres. Recuerda el consejo del Padre Pío. Cuenta con tu Ángel Custodio, él te escucha y aconseja.

    Me gusta

    • Ignacio Jonatan Hernández López permalink
      24 marzo 2014 10:27

      P. D.: Creo que aún no has tomado conciencia de qué cosa tan grande has hecho, para su alma, para la tuya y, más importante, para glorificar a Nuestro Señor.

      Me gusta

    • 24 marzo 2014 18:13

      Ni se me había ocurrido pensar en el Ángel de mi “Madonnella” tronzada. Yo pensaba que la clave de esta historia era como el título de aquella película: “La fuerza del cariño”: el mío a la desconocida dolorida, mi doliente Dulcinea ignorada, y el tuyo de lealtad, amigo cuando todos me dejan solo, junto con el acierto de tu criterio. La humildad. Ahora te toca enseñarme la humildad, rector mío querido y desorejado ceporro.

      Me gusta

  2. Como una Piña permalink
    24 marzo 2014 10:26

    ¡Preciosa acción de gracias! Nuestra oración también por Laura Vega y por los que, pareciendo estar in morte, son in Vita y por los que, creyendo estar in vita, que serán muchos más… son in morte. Saludos, P. Miguel.

    Me gusta

  3. Anónimo permalink
    27 marzo 2014 21:50

    Hola, Miguel. 

    Calculo que el que estaba enganchado al ordenador y se ha curado de ello eres tú. 

    ¿Cierto?

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: