Skip to content

LA “FUENTE ARCANA” DEL CORAZÓN DE JESÚS

7 junio 2013

Llevo casi un año repitiéndome siempre, antes de beber del cáliz de la Santa Misa, ciertas palabras de esta lectura de S. Buenaventura que se encuentra en el oficio de lectura de la solemnidad de hoy, Sagrado Corazón de Jesús. Fácil será que adivinéis a qué palabras me refiero.

San Buenaventura,

Opúsculo 3, El árbol de la vida, 29-30.47: Opera omnia, 8, 79

Y tú, hombre redimido, considera quién, cuál y cuán grande es éste que está pendiente de la cruz por ti. Su muerte resucita a los muertos, su tránsito lo lloran los cielos y la tierra, y las mismas piedras, como movidas de compasión natural, se quebrantan. ¡Oh corazón humano, más duro eres que ellas, si con el recuerdo de tal víctima ni el temor te espanta, ni la compasión te mueve, ni la compunción te aflige, ni la piedad te ablanda!

Para que del costado de Cristo dormido en la cruz se formase la Iglesia y se cumpliese la Escritura que dice: Mirarán a quien traspasaron, uno de los soldados lo hirió con una lanza y le abrió el costado. Y fue permisión de la divina providencia, a fin de que, brotando de la herida sangre y agua, se derramase el precio de nuestra salud, el cual, manando de la fuente arcana del corazón, diese a los sacramentos de la Iglesia la virtud de conferir la vida de la gracia, y fuese para los que viven en Cristo como una copa llenada en la fuente viva, que brota para comunicar vida eterna.

Levántate, pues, alma amiga de Cristo, y sé la paloma que labra su nido en los agujeros de la peña; sé el pájaro que encuentra su casa y no deja de guardarla; sé la tórtola que esconde los polluelos de su casto amor en aquella abertura sacratísima. Aplica a ella tus labios para que bebas el agua de las fuentes del Salvador. Porque ésta es la fuente que mana en medio del paraíso y, dividida en cuatro ríos que se derraman en los corazones amantes, riega y fecunda toda la tierra.

Corre con vivo deseo a esta fuente de vida y de luz quienquiera que seas, ¡oh alma amante de Dios!, y con toda la fuerza del corazón exclama:

«¡Oh hermosura inefable del Dios altísimo, resplandor purísimo de la eterna luz! ¡Vida que vivificas toda vida, luz que iluminas toda luz y conservas en perpetuo resplandor millares de luces, que desde la primera aurora fulguran ante el trono de tu divinidad!

¡Oh eterno e inaccesible, claro y dulce manantial de la fuente oculta a los ojos mortales, cuya profundidad es sin fondo, cuya altura es sin término, su anchura ilimitada y su pureza imperturbable!

De ti procede el río que alegra a la ciudad de Dios. Recrea con el agua de este deseable torrente los resecos labios de los sedientos de amor, para que con voz de regocijo y gratitud te cantemos himnos de alabanza, probando por experiencia que en ti está la fuente de la vida y tu luz nos hace ver la luz.»

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 18 junio 2013 0:14

    Muy bien. Y de nosotros, que bebemos de este torrente, ¿qué procede?

    Me gusta

    • 23 junio 2013 20:24

      Ya se adivina, Luna, que a tu pregunta se le pueden dar muchas respuestas. A mí se me ocurre ahora pensar que esto es como las palabras de Simeón en el Templo, que dice que el Niño es “luz para alumbrar a las naciones” (Lc 2,32)… y ¿cuántas naciones, o cuántas personas, están efectivamente iluminadas? No parece que sea culpa de Jesús, ciertamente. En la Vigilia Pascual, algunos encienden su vela en el Cirio Pascual, y encienden la luz de cuatro, de cinco, de diez, y cada uno de éstos hace lo mismo, de manera que en una multiplicación veloz está resplandeciendo la iglesia entera. Es lo que corresponde hacer con la fe. Pero ¿lo hacemos? Jesús, sorprendentemente, dijo: “Yo soy la luz del mundo” (Jn 8,12) y “vosotros sois la luz del mundo” (Mt 5,14).

      Pues hay quienes no encienden su vela, y no son cristianos. Hay cristianos que la encienden y se la quedan para sí…, y tampoco son cristianos. ¡Quien tiene llama debe arder! Y hay quienes reciben la fe y la comunican a los demás, y éstos dan gozo al Corazón de Cristo. El apostolado no es discutir -ni pacíficamente- sobre la fe. El apostolado es hacer apostolado con uno mismo, y a base de tener costumbre de oración, de Confesión y de Comunión, abrasarse, y entonces, al salir de la oración, quemaremos todo lo que nos rodee. Y el Maestro ha dicho: “Fuego he venido a traer a la tierra, y ¿qué quiero sino que ya arda?” (Lc 12,49). El apostolado es un rebosar de la vida interior: bebemos de la Fuente del Corazón de Jesús, y nos llenamos de su agua, y al llenarnos, desborda sobre todos los que nos rodean. El apostolado no son palabras ni blogues. El apostolado son horas de Sagrario y de Rosario.

      Pero también se puede pensar que es una respuesta parcial. El apostolado es quizá la más eminente manifestación del amor, pero hablar del Corazón de Jesús es hablar también de las demás formas de amor. El amor que, a brocha gorda, tiene la manifestación de la caridad material y otras manifestaciones, pero entre ellas, como le gustaba repetir a Benedicto XVI, la paciencia, “esa forma cotidiana de un amor en el que están simultáneamente presentes la fe y la esperanza”. Si te fijas en la paciencia que tiene que tener Jesús en los Evangelios con todo el mundo, con los Apóstoles hasta extremos inauditos, con Judas después de la entrega -puesto que todavía trata de convertirlo y salvarlo-, y luego con nosotros, con todos, entenderás mucho mejor -sobre todo por su paciencia conmigo y contigo- hasta qué punto lo que corresponde es tenerla nosotros con los demás, y sobrellevar una y otra vez las manías, las incorrecciones, incluso los pecados de los que comparten la vida con nosotros. Ahí se juega sobre todo la caridad. Eso es amor. Adaptando un poco unas palabras de Sta. María Luisa de Jesús Trichet, “usa con tu prójimo de aquella misma paciencia y bondad con la que Dios lleva tantos años esperando tu conversión”.

      Hemos hablado de amor y hemos hablado de apostolado, que es amor. Al comenzar a responder, he hecho lo que creo que hay que hacer siempre: le he hecho la misma pregunta que tú haces a la Sagrada Escritura. Y me encuentro con que el Corazón de Jesús es el Amor de Jesús, y Jesús dice: “Que os améis unos a otros como yo os he amado” (Jn 13,34). Es la respuesta más exacta, sobre todo porque -cuestiones lingüísticas- ese “como” indica la manera, sí, indica la intensidad, sí, pero sobre todo indica el origen de nuestro amor a los demás. Ese origen es el amor de Jesús. El amor empieza en Dios Padre, Fuente del amor y de todo, que en el Espíritu Santo (amor recíproco del Padre y del Hijo) se entrega al Hijo dándole su naturaleza, su ser, que es el Amor, y el Hijo toma naturaleza humana por María, e instala un amor sin orillas en medio de la tierra, y de ahí los cristianos lo toman (como en la Vigilia Pascual) y, pasándolo, sucesivamente, a quienes están detrás, lo hacen llegar (si no falláramos) al último rincón de la tierra y a la última persona de la tierra.
      Yo te quiero desde el Corazón de Jesús.

      Me gusta

Trackbacks

  1. «LA CRUZ PERMANECE MIENTRAS EL MUNDO RUEDA» (VIERNES SANTO) | soycurayhablodejesucristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: