Skip to content

LA CONFIANZA COMO ACTITUD EDUCATIVA. CAPÍTULO 2 (CONTINUACIÓN)

20 abril 2013

Juan Manuel Verdaguer Masllorens-Joan Valls Julià

         b) A otra persona mayor le podemos pedir que alguna vez se ponga a nuestra altura. ¡No faltaría más! Sin embargo, veo que esto no vale para los niños; me parece imposible que el niño se ponga a nuestra altura. Y entonces, ¿cómo conseguir que haga las cosas, que hable bien, que sepa expresarse con corrección? Sencillamente, siendo nosotros correctos al hablar, haciendo nosotros bien las cosas y hablando bien.

        Éste es un tema que se presta a muchos comentarios. Por mi parte, lo he enfocado de modo sencillo: he pensado en las miles de veces que he sido protagonista de una charla con un niño, o he trabajado con él en la actividad de Ciencias, en excursiones, comidas, chistes y canciones. Jamás me ha pasado por alto su mirada fija en mis palabras y acciones; esto es, para él, ponerse a mi altura, hacer que sus palabras y actitudes se vayan perfeccionando hasta llegar a hacerlas como yo, o mejores. Para mí, ponerme a su altura es comprender que este desarrollo es lento y no se realiza a saltos, sino paulatinamente, paso a paso, con grandes dificultades.

        Comprendamos a los niños, permitámosles seguir su ritmo, sin dejar por ello de hacer lo que debemos y sin dejar -¡por supuesto!-  de ser un constante modelo.

      Quiero recordar, a mayor abundamiento, que el niño es niño y no una persona mayor defectuosa o un hombre imperfecto o cosas así de peregrinas. No digamos aquello que expresaba un mal educador: “La única desgracia de este niño es que no sabe aún lo que es la vida”.

      c) En multitud de ocasiones, hemos usado las palabras amistad o amigos delante de los niños. ¿Hemos pensado bien la idea que ellos sacarán de la amistad? ¿Qué ejemplos les damos para que lo comprendan bien? Es cierto que, por encima de todas las cosas, está el amor e, incluso, el  máximo amor, que es el completamente desinteresado. Ahora bien, incluso en estas ocasiones, la persona desea correspondencia. Me parece recordar que los amores más grandes han sido fruto de amores correspondidos. El mismo amor a Dios aumenta así.

      Para que haya verdadera amistad, tiene que haber confianza y diálogo por ambas partes. Como educadores, sería interesante que reflexionáramos sobre estas ideas, ya que los niños desean, en gran manera, comprender, cuanto antes, qué es eso de la amistad.

      Entre los niños y entre los mayores, he visto numerosas situaciones violentas, extremas, de rompimiento. Sin embargo, los verdaderos amigos no han dudado en volver a hablarse y a confiarse. Las discrepancias en determinados temas no les han separado por completo; tan solo se han conocido mejor, han profundizado en su vida más íntima.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 20 abril 2013 17:22

    Dos cosas quisiera comentar, aparte de dar fe de que, cuando yo era niño y alumno de Joan, estaban fijas en él las miradas de todos los niños de cuatro leguas a la redonda.

    Yo creo que una de las peores cosas que puede hacer un educador es tratar de ponerse a la altura del niño por el procedimiento de inclinarse: ponerse a jugar a sus juegos, o a hablar su lenguaje, etc. El resultado puede ser calamitoso. Inclinándose hacia el niño, al educador se le rompe el espinazo. El niño, en cambio, es el que debe ponerse a nuestra altura, porque lo suyo propio es crecer; y hemos de hacer que crezca. Pero hoy he aprendido que ha de crecer él; no lo hemos de “crecer nosotros”, porque entonces es él el que se rompe.

    La otra cuestión, ¿sabes, Joan?, es que a mí me parece que estuve toda la infancia y adolescencia creyendo eso que tú -que tendrás razón- acusas a muchos educadores de creer. Creía que no era lo que había que ser mientras no fuera adulto. Quizá es que (con una excepción) me educaron mal. Pero no se puede dudar de que, en el subconsciente de nuestra cultura occidental -habría que ver otros ámbitos-, está la convicción de que el niño es lo que no debe ser, y está pensado para ser como aquellos que sí lo son; la niñez sería una enfermedad que se pasa con el tiempo, y uno no es “normal” hasta que deja de ser niño. El mundo no está hecho a la medida de los niños: éstos tienen que esperar. Yo digo que sí y no. ¿Qué dice Joan?

    Me gusta

    • Calamardo permalink
      28 abril 2013 16:05

      “El” Cabanach (otro profesor que tuvimos) tenía una fórmula para no hacer lo que dices de doblar el espinazo. Decía que él ponía una mitad y el niño tenía que poner la otra, que todo era cosa de los dos.

      Personalmente, creo que el porcentaje ha de variar en cada circunstancia, pero que sí se da siempre en una u otra medida, y el éxito estaría en saber calibrarla.

      Creer que sólo seremos lo que hemos de ser cuando lleguemos a adultos es un error de malas consecuencias que constituye en reemplazar a la persona por el cargo que desempeña en una empresa, por una actividad profesional o el resultado mágico del paso del tiempo. Nuestro hijo no “será”, sino que ya “es”. Como es una persona, nuestro cometido es procurar lo que le corresponde en cada momento de su vida. Y se me ocurre una pregunta para motivar la reflexión sobre este aspecto: Mi hijo es…¿considerado por mí?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anécdotas y catequesis

Anécdotas y catequesis

educarconsentido

Educación, enseñanza y familia

Ramita De Dios

DIOS Se Ha Hecho Hombre Para Morir Como Hombre En La Tierra, Y Resucitarnos Como ÉL Lo Ha Hecho: ¡En El Cielo!

Un poeta que habla español

blog de poesía inédita

Sistema del Sueño Sounder en Barcelona

La solución natural al Insomnio, el Estrés y la Ansiedad

Nistal Mayorga

Blog de la pintora Nistal Mayorga

Pikizu

Blog de fotografía

Harresi Kulturala Elkartea

Asociación Muro Cultural

Católicos con Acción

Bienvenidos a nuestro sito Web con contenido especializado para jóvenes

Memoria histórica Encartaciones

Recuperación de la Memoria Histórica de Las Encartaciones

❥ Coaching Somático Integral

Crecimiento personal a través del Coaching Corporal en Movimiento y el Método Feldenkrais®

Feldenkrais Online

Clases Online en Feldenkrais Barcelona www.FeldenkraisBarcelona.net

AUTOCONOCIMIENTO INTEGRAL

↝CUERPO, MENTE Y EMOCIONES↜

covisng.wordpress.com/

Soy lo que pienso, lo que siento, lo que imagino...

ArsArtis

"Acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza". Francis Bacon.

A %d blogueros les gusta esto: